Aeronavegantes: impidieron que la jueza entre al sindicato

Aeronavegantes: impidieron que la jueza entre al sindicato
La recusaron justo cuando iba a abrir la puerta para que asuma la lista opositora.
Ayer al mediodía, la Jueza Beatriz Ferdman encabezó un operativo para poner al frente de la dirección de la Asociación Argentina de Aeronavegantes a los integrantes de la lista Celeste. Cuando llegó a la sede sindical, en Bartolomé Mitre y Riobamba, ante el hecho que nadie respondió, y se disponía a utilizar un cerrajero para abrir por la fuerza la puerta del sindicato, le comunicaron que había sido recusada por una supuesta amistad con uno de los letrados de la Lista Celeste.

Así se produjo un nuevo capitulo en este pleito sindical que todos los días depara nuevas sorpresas.

Ahora, el expediente pasó a otro Juzgado que debe resolver la nueva controversia, en tanto la Cámara debe resolver si acepta o no la recusación de Ferdman.

La acción judicial de ayer se produjo luego que la Jueza Ferdman declarara nula la intervención del sindicato que había dispuesto el Ministerio de Trabajo. El argumento de la Jueza fue que el Ministerio debía limitarse a poner en sus cargos a los integrantes de la Lista Celeste.

El Ministerio de Trabajo intervino la Asociación y designó un "delegado normalizador" con el objetivo inmediato de convocar a nuevas elecciones. Según Trabajo, el sindicato quedó acéfalo -ya que venció el mandato de la Comisión Directiva- y porque, ante la controversia suscitada, considera que la solución pasa por la convocatoria a nuevas elecciones y no darle esa atribución a cualquiera de las listas en disputa.

El conflicto arrancó en las elecciones de renovación de la Comisión Directiva. Entonces, ganó la Lista Verde, de Ricardo Frecia, pero la Celeste impugnó el resultado de los comicios por el supuesto fraude que habrían realizado los ganadores.

Planteado el tema en la Justicia, recién a mediados de noviembre pasado la Sala IV de la Cámara Nacional del Trabajo proclamó como vencedora a la lista Celeste.

El problema se agravó porque el fallo se conoció cuando se estaban realizando las elecciones de renovación de la Comisión Directiva. Entonces también la Justicia le dio la razón a la Celeste y suspendió esas elecciones. Notificado del fallo, Trabajo suspendió los comicios pero el sindicato prosiguió con los elecciones.

En tanto, y a pedido de la Verde, el jueves pasado un juez laboral de Lanús ordenó al Ministerio de Trabajo que garantice la asunción de la Verde, ganadora de los comicios de noviembre.

Así, en base a que hay dos órdenes judiciales opuestas y además el mandato de la Comisión Directiva venció el 6 de diciembre, Trabajo consideró que el sindicato "se encuentra en estado de acefalía" y justifica que lo haya intervenido.

En cambio, la Jueza Ferdman sostiene que el fallo del Juzgado de Lanús fue dictado después que se suspendieron las elecciones y además "un juez provincial carece de jurisdicción para interferir en los procesos que se sustancian ante un magistrado nacional".

Hoy seguramente se conocerá otro episodio en esta historia que parece no tener fin.

Comentá la nota