"Aerolíneas tiene muchos enemigos"

Cuatro sindicatos arremetieron contra dirigentes de la oposición, como el radical Morales, y un ejecutivo de la compañía, a quien acusaron de corrupción, en un acto de defensa de la gestión estatal. Tiros por elevación a Cirielli.
Ante las disputas sindicales que salieron a la luz esta semana y las constantes críticas de sectores de la oposición, la postura de dirigentes de cuatro gremios de Aerolíneas Argentinas es la de enfocarse en defender la gestión estatal y puntualizar denuncias al interior de la empresa. Plantean la situación como un embate contra Aerolíneas, en un "ataque de enemigos no solamente externos, sino internos". "Somos una sola unidad gremial peleando por Aerolíneas", enfatizaron. Además, adelantaron que se presentarán ante Julio De Vido para entregarle un plan para mejorar el desempeño de la empresa. También iniciarán una campaña nacional que incluirá la visita a legisladores para difundir su mensaje. Hubo fuertes críticas al radical Gerardo Morales, quien había hablado de "corrupción y descalabro financiero". El rojo de la empresa en julio fue muy superior al promedio del año y ascendió a 70 millones de dólares por la gripe A y la crisis internacional.

Fue en una conferencia de prensa, brindada por Jorge Pérez Tamayo de APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas), Rubén Fernández de UPSA (Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales), Ricardo Frecia de AAA (Asociación Argentina de Aeronavegantes) y Edgardo Llano de APA (Asociación de Personal Aeronáutico). Cuatro de los siete gremios aeronáuticos, que representan la mayor parte de los 9300 trabajadores de Aerolíneas.

El encuentro se decidió en una semana donde Pérez Tamayo, de los pilotos, cruzó acusaciones con Ricardo Cirielli, titular de APTA (Asociación de Personal Técnico Aeronáutico) sobre las cancelaciones y demoras producidas durante el fin de semana largo del 1º de mayo. La disputa entre ambos viene de larga data. Frente al desguace en el frente interno, los cuatro líderes intentaron dar muestras de fortaleza y dispararon hacia dos lugares: "Hay un ataque de enemigos no solamente externos, sino internos". En relación con los últimos, enfocaron sus denuncias sobre Oscar Donikian, gerente de Producción de la compañía.

Donikian es un hombre cercano a Cirielli y los gremialistas apuntaron a él. "Hay sectores internos que atentan con la continuidaad de AA", indicó Llano. Acusaron de hechos de corrupción a Donikian y de trabar el normal funcionamiento de la empresa. "En el área técnica no se está trabajando bien, no por los trabajadores, sino por la gerencia. En la temporada alta se están haciendo los arreglos, que es cuando toda la flota debería estar disponible", indicó Fernández.

Por su parte, la oposición, y en particular el radical Morales, no desaprovechó la oportunidad para criticar la gestión estatal y a los gremios, acusando a estos últimos de corrupción. Para los gremialistas reunidos, la aparición de Morales no es casual. El jujeño había presentado en 2007 un proyecto para desregular el mercado aéreo, lo que se denomina una política de "cielos abiertos", recordaron. Con esta modalidad, la rentabilidad primaría para diagramar el espacio aéreo y llevaría a que se vuele únicamente a los destinos viables económicamente. Para Frecia, esto es negar "el carácter de herramienta estratégica de Aerolíneas". "Morales pretende que Aerolíneas fracase", aseguraron los dirigentes.

Rubén Fernández, de UPSA, fue duro con el senador: "Debo pensar que Morales es un ignorante o un malintencionado". Morales había acusado a los sindicatos de "malversación de fondos por 80 millones de pesos mensuales". El radical se basa en el rojo de julio, que subió muy por encima del promedio del año, a 70 millones de dólares.

Desde los gremios justificaron la situación. "La aviación comercial en todo el mundo está atravesando la peor crisis de su historia. Los ingresos de todas las empresas cayeron en un 60 por ciento", dijo Fernández. Iberia, de hecho, informó ayer pérdidas por 237 millones de dólares en el primer semestre. "Aerolíneas está perdiendo, pero los gastos están por debajo del promedio histórico. El problema está en los ingresos, por la crisis mundial, la gripe A y la falta de aviones", continuó. Pérez Tamayo justificó la incorporación de pilotos, "después de que Marsans haya vaciado las planillas".

"Vamos a iniciar una campaña nacional", concluyeron. Empezará en Misiones el 18 de septiembre, con el apoyo del gobernador. También harán una presentación ante De Vido para "mejorar el funcionamiento de la empresa".

Comentá la nota