Aerolíneas perdió en junio $ 8 millones por día y julio "será peor"

Lo dijo su nuevo titular, Mariano Recalde. Espera que en cinco años la compañía equilibre cuentas.
El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, reconoció hoy que el sideral déficit de la compañía trepó en junio a los 240 millones de pesos y pronosticó que en julio será "aún peor". Además sostuvo que el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, "no va a tener incidencia" en sus decisiones a pesar del fuerte vínculo que mantienen el camionero y su padre, el diputado Héctor Recalde.

"Con Moyano tengo una excelente relación, pero no es mi jefe. No me puso al frente de Aerolíneas", remarcó el titular de la empresa, aunque reconoció que ambos continúan "luchando contra la privatización". En declaraciones a radio Milenium, Recalde subrayó que "hoy tenemos un déficit enorme que se agravó en estos meses con la crisis sanitaria porque la gente dejó de viajar", y lamentó que "la caída abrupta en la venta de los pasajes provoca un alto déficit". En ese sentido, afirmó que en junio el déficit "llegó a los 240 millones, pero en julio va a ser aún peor".

"La intención es que dentro de cinco años, la empresa no pierda un peso, pero tenemos un borrador de un plan de negocios que heredé de Alak, que le tocó la etapa de pelea con el Grupo Marsans", señaló. Asimismo, dijo que elaborarán un "plan de negocios estratégico a mediano y largo plazo que prevea hacia dónde va a ir la empresa, con qué flota va a contar, qué destinos va a volar", entre otras cuestiones.

"El Grupo Marsans me cuestiona porque sostienen que todavía son dueños de la empresa. Son los titulares, pero no pueden ejercer ningún derecho sobre ello", manifestó el hijo del diputado laboralista. En otro orden, justificó el problema de las demoras y cancelaciones de vuelos, al sostener que "la flota es justa, está al límite" y "ante cualquier problema hay que reprogramar todo".

"La idea de comprar 20 aviones de Enbrair está en plena etapa de negociación", un negocio que Perfil ya adelantó y que está en vías de concretarse sin licitación alguna, puntualizó y agregó que el objetivo es "homogeneizar la flota de aviones" porque, afirmó, "la diversidad tiende a encarecer los costos y a sobredimensionar a la empresa".

De este modo, el titular de Aerolíneas insistió en "tener un mismo modelo de avión" y para ello, deberán "bajar el promedio de edad de los aviones". En una entrevista publicada por el diario Crítica de la Argentina, Recalde también puntualizó que "el déficit de julio será superior al promedio del semestre". "Entre enero y junio, la empresa perdió 160 millones de pesos mensuales, en promedio. Es más de lo que dicen los diarios. En junio fue de 240 millones de pesos, haciendo números redondos. Estamos en una situación particular, con crisis internacional y la gripe A, que generó una reducción abrupta en las ventas", precisó. No obstante, aclaró que "si se compara con el rojo de Marsans, es un tercio del que dejaron", y señaló que "a partir de la gestión estatal el déficit se fue reduciendo mes a mes, de 60,1 millones de dólares a 20 millones de dólares".

Interrogado sobre cómo pensaba revertir esta situación, contestó: "Con más eficiencia. Puliendo cuestiones de funcionamiento y una inversión para mejorar la flota y los sistemas operativos de la empresa que son viejos y obsoletos y generan ineficacia". "Acá hay mucha ineficiencia y lo sabemos. La semana que viene llega un avión propio, un Boeing de los 12 programados. Es el tercero. De ahora en adelante va a venir uno por mes", indicó. Recalde reiteró que "el objetivo de esta empresa no es ganar plata, sino dar conectividad".

Comentá la nota