Aerolíneas y AFJP, ejes de la reunión con Zapatero

SAN SALVADOR (De un enviado especial).- Tras su encendida defensa en la cumbre de la estatización de la jubilación privada, la presidenta Cristina Kirchner le ofreció explicaciones, en privado, a su par del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y le dio garantías de que "se respetarán los intereses" de las empresas de España que pudieran quedar afectadas.
En cambio, la Presidenta le ofreció su respaldo a España para que pueda participar de la próxima reunión del G-20, el 15 de noviembre, en Washington, donde se discutirán acciones futuras frente a la crisis global.

Tras el encuentro, el canciller Jorge Taiana dijo anoche a LA NACION que la reunión "fue muy positiva" y que las relaciones bilaterales "son excelentes".

"Se habló de todo, de las empresas y de todo", dijo. Los presidentes conversaron durante más de una hora. Según el embajador argentino en España, Carlos Bettini, Cristina Kirchner le explicó a Zapatero "su posición sobre la crisis y sobre la reforma en el sistema previsional".

La Presidenta no esperó demasiadas preguntas. "Nosotros garantizaremos que los intereses de las empresas españolas no van a ser afectados en este caso", se adelantó la mandataria.

La estatización de los fondos jubilatorios en manos de las AFJP desató el temor en España por la eventual reestatización de empresas de ese país con inversiones en la Argentina. La preocupación española se centra en Aerolíneas Argentinas, del grupo español Marsans, y de los bancos BBVA y Santander, vinculados en su composición accionaria a administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones.

"Es posible que la Presidenta explique públicamente esto en algún formato para que quede bien claro ante el mundo", dijo Bettini.

Participaron de la reunión Taiana, Bettini y el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, por la Argentina. Por España, asistieron Bernardino León, secretario general de la Presidencia, y Nieves Goycoechea, secretaria de Estado de Comunicación.

Aerolíneas

La Presidenta reiteró ante Zapatero que el sistema de capitalización sufrió la desvalorización de sus activos por la crisis financiera global y defendió el pase de sus activos a manos del Estado y de la Anses con los argumentos habituales de la Casa Rosada.

"Los presidentes acordaron seguir en contacto permanente para que ninguna empresa se vea afectada", dijo Goycoechea a LA NACION.

Bettini y Nieves Goycoechea confirmaron que se abordó la situación de Marsans en Aerolíneas Argentinas y Austral. "El proceso de cotización está en marcha", dijo Bettini. "Zapatero defendió los intereses empresariales, que son respetados por el gobierno argentino. Se acordó mantener el diálogo a nivel empresarial y político", dijo a LA NACION Goycoechea.

"La Argentina ofreció también su apoyo a España para que pueda participar en la reunión del G-20; es muy importante escuchar su voz", señaló el embajador argentino. Esa reunión, convocada por el gobierno norteamericano de George W. Bush, será el 15 del mes próximo en Washington y participarán los presidentes de la Argentina, Brasil y México.

Ratificaron también que la Presidenta hará el 9 de febrero próximo su primera visita de Estado a España. También analizaron la crisis financiera internacional y las próximas elecciones en los EE.UU.

Comentá la nota