Aéreas y agencias temen que la suba en los pasajes complique las vacaciones

 Aéreas y agencias temen que la suba en los pasajes complique las vacaciones
En el sector no descartan que los recientes aumentos le jueguen en contra. En las aéreas consideran que el reacomodamiento de tarifas es bienvenido
Quienes se tomaron unos minutos los últimos días para hacer números y saber cuánto deberán invertir en las próximas vacaciones, tendrán que romper las hojas de cálculos y volver a empezar.

Es que el comienzo de la semana llegó con anuncios sobre incrementos en el costo de los pasajes, que pegarán en forma directa al bolsillo de los turistas. Así, y sólo si se toma en cuenta el alza que se dará en este rubro, las vacaciones tendrán un costo adicional. Es decir, en pasajes la suba será de 20%, cifra que coincide con el aumento que dispuso el Gobierno para las rutas de cabotaje aéreo.

Es que las agencias de viaje consultadas por El Cronista admiten que no tienen manera de absorber siquiera una parte de este incremento, por lo que será trasladado en su totalidad al costo de los paquetes turísticos.

En el caso de los planes que incluyen pasajes aéreos, las agencias coinciden en un concepto. "La comisión que recibimos por parte de las compañías varía entre el 1% y el 3%. Si decidimos hacernos cargo de una parte del 20% que suben los pasajes, terminamos perdiendo plata. Es imposible que no traslademos el aumento en su totalidad", dijeron desde una de las principales agencias de turismo del país.

Desde la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAVyT), sin embargo, hacen una discriminación. Ricardo Roza, presidente de la entidad, señaló que "hay algunos destinos que vendemos a través de paquetes, y que cuentan con un precio especial en los aéreos ya que son comprados al por mayor. En esos casos los ajustes serán de hasta un 10 por ciento".

Dentro de este grupo aparecen las ciudades más demandadas por los turistas, como Iguazú, Bariloche, El Calafate, Ushuaia, Puerto Madryn y Mendoza.

Si el pasaje hacia esos destinos se compra a través de la ventanilla de la compañía aérea, en cambio, sí se verán afectados por la suba del 20 por ciento.

La determinación del Gobierno de autorizar dicho aumento provocó cierto temor tanto en las agencias como en las aéreas.

"Es difícil anticipar cómo va a impactar todo esto en el nivel de ventas. Durante los últimos meses se había dado un repunte de la actividad de entre el 10% y el 15%. Pero el lado negativo de la medida oficial es el riesgo que tenga un efecto negativo sobre los turistas", admitieron desde LAN. Sin embargo, afirmaron que el incremento del 20% es "un paliativo para aumentar distintos incrementos de costos que tuvieron las empresas", ya que el último retoque se registró en mayo de 2008.

Desde las agencias de turismo también admiten estar atentos al impacto que pueda tener la suba dispuesta por el Gobierno.

Rozas dice que "posiblemente" haga dudar a quienes todavía analizan sus movimientos de cara al verano, aunque "quienes tengan la determinación de viajar, lo terminarán haciendo".

El transporte terrestre también viene con cambios hacia arriba.

Desde el lunes pasado, las empresas de transporte que operan en la terminal de Retiro, subieron sus cuadros tarifarios en torno del 10% para los destinos domésticos. En tanto, se espera para diciembre aumentos del 15% para los pasajes hacia los países limítrofes.

Quienes pretendan trasladarse en auto durante las vacaciones no están a salvo de estos movimientos ascendentes.

En comparación con el verano pasado, y si se toman en cuenta las pizarras de las principales estaciones de servicio, la nafta súper (hoy en $ 3,34 por litro, en promedio) subió más de un 19,3%. El gasoil, por su parte (hoy $2,72), no se quedó atrás y creció un 18,3 por ciento.

Comentá la nota