Los Aedes, por encima del nivel de seguridad

En Córdoba se encontraron larvas de mosquito en el 1,6 por ciento de las viviendas / La OPS alerta que hay riesgo de brote si ese índice supera el uno por ciento.
El índice de infestación de viviendas con mosquitos Aedes Aegypti en la ciudad de Córdoba en el último relevamiento hecho en conjunto entre la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Ministerio de Salud de la Provincia, está por encima del valor que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) considera seguro para que no se produzca un brote de dengue.

Así lo explicó a nuestro diario Walter Almirón, director del Centro de Entomología de la UNC, quien aseguró que "si bien no hay que alarmarse, es un signo de alerta, en especial, porque la tendencia indica que en las próximas semanas, por razones climáticas, la cantidad de mosquitos seguirá aumentando".

En la Capital, el valor hallado en el monitoreo de larvas realizado en noviembre pasado fue del 1,6 por ciento. El mosquito transmisor del dengue se encontró, además, en el 19 por ciento de los barrios de la ciudad. Para la OPS, sólo si hay menos del uno por ciento de viviendas donde se detecta el Aedes, el área está libre de riesgo de un brote de la enfermedad.

El monitoreo efectuado en octubre pasado había encontrado un índice de infestación del 0,13 por ciento, vinculado a la falta de lluvias registradas en esa época.

"El aumento detectado en el último relevamiento era esperable, porque veníamos del invierno con poco y nada de mosquitos, y después sin lluvias, lo que se tradujo en índices bajísimos de infestación. Pero ahora, con las altas temperaturas y las lluvias frecuentes, la tendencia es que haya un incremento significativo en la cantidad de Aedes", explicó el experto.

El próximo estudio para determinar la presencia de mosquitos en viviendas, según adelantó Almirón, está previsto para febrero próximo.

En ese mes del año pasado, un estudio reveló que el índice de infestación ascendía al 25 por ciento, y en abril se produjo el brote de la enfermedad.

"Para que no se repita esa situación, es necesario que cada familia trabaje en la eliminación de los criaderos de larvas que puedan existir en cada casa", indicó el entomólogo. Y también señaló que otro eje fundamental es el reforzamiento de la vigilancia de febriles, para detectar en forma precoz si se produce algún caso de dengue y para que se genere el bloqueo de un posible foco de la enfermedad.

Para Almirón, el actual índice implica un alerta porque muestra que "en Córdoba ya vuelve a estar el mosquito vector".

"Lo que falta para que puedan producirse casos es el virus. Pero éste puede llegar en cualquier momento con una persona infectada que venga de lugares donde hay casos o brotes", advirtió. Y enfatizó que en la época de las fiestas de fin de año y de las vacaciones, un gran número de personas se movilizan en el país y hacia países vecinos, con lo que aumenta la posibilidad de re introducción del virus.

"Si llega una persona con la infección y es picada por un Aedes, vuelve a comenzar el ciclo, ya que el mosquito se infecta y al picar a otras personas, les transmite el virus de la enfermedad", explicó Almirón.

"Además –destacó– hay que tener en cuenta que ya tuvimos un brote en la provincia, lo que implica que además de los casos confirmados seguramente hubo muchas más personas con la infección. Ese grupo corre más riesgo de tener la forma grave de la enfermedad, si vuelve a adquirirla".

A sacar los criaderos

La única forma de prevenir el dengue es controlando a los mosquitos que lo transmiten.

Para ello se deben eliminar todos los objetos que puedan juntar agua; no dejar neumáticos al aire libre; renovar cada día los bebederos de las mascotas; tapar tanques de agua y aljibes.

Comentá la nota