La UCR advirtió sobre la deuda social y degradación institucional

A catorce años del desembarco al frente del Poder Ejecutivo Provincial de Gildo Insfran, el comité provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) reprochó el "derrumbamiento institucional" y los "vicios democráticos que instaló esta ininterrumpida gestión". Puso sobre el tapete que en Formosa existe "una Justicia funcional" y un Poder Legislativo que con mayoría oficialista actúa como apéndice del poder político. "El oficialismo gobernante ha perdido la capacidad de debate y discusión parlamentaria autónoma para definir como poder las políticas que el estado provincial necesita", advirtió la conducción de Luís Naidenoff, tras un crudo análisis del escenario formoseño.
"Apelamos a la solidaridad de los formoseños para superar este momento de crisis terminal…..", "comprometo el valor de mi palabra para restituir el esfuerzo…". En catorce años Gildo no cumplió el compromiso asumido como gobernador en 1995 cuando prometió devolver el impuesto solidario a los empleados públicos; eso hasta la fecha solo es una utópica esperanza y una agónica y frustrada espera que jamás se concretó a pesar de los constantes reclamos de los formoseños. Todas las provincias argentinas lo hicieron, menos la "gestión Insfrán", recordaron ayer desde el principal partido de la oposición.

"Con esta postura, aquello de la "solidaridad del pueblo formoseño" y el "valor de la palabra" como fórmula discursiva para tomar el dinero de los empleados públicos y justificar la posterior devolución se redujo a un vergonzoso argumento discursivo para consumar una de las mayores defraudaciones con los trabajadores del estado formoseño".

"Advertimos que en todo este tiempo se ha profundizado el alejamiento de principios y valores democráticos fundamentales, mediante la imposición de un estilo de poder que aniquiló las variables de representación democrática en los entes descentralizados. Tal es el caso del IPV, la Caja de Previsión, el IASEP, el IAS, y otras entidades intervenidas con ausencia de representación genuina de los trabajadores del estado. Degradación institucional que encuentra su correlato con la marcada y decidida intención de sostener esta especie de monarquía electiva mediante la reelección indefinida vulnerando todos los principios constitucionales que hacen a la periodicidad de las funciones, sumado al sostenimiento de un sistema electoral perverso como la ley de lemas que atomiza a los partidos y desvirtúa el voto de los ciudadanos", describieron desde la UCR.

SALDO

En coincidencia con los catorce años seguidos de Insfran al frente del PEP, la UCR criticó una gestión cuyo saldo tildó de lamentable: "Trabajadores públicos con salarios por debajo de la media nacional; asignaciones familiares de las mas pobres del país; un novedoso mecanismo de contratación de servicios obligando a miles de trabajadores, muchos de ellos profesionales, a efectuar aportes impositivos a cambio de una miserable e impuesta retribución a través del denominado monotributo; ausencia del empleo alternativo; miles de formoseños que emigran al sur del país en búsqueda de trabajo genuino; ausencia de un modelo productivo que genere desarrollo y crecimiento; la perpetuidad determinó un desmanejo en los medios de comunicación; la confusión entre estado y gobierno; canales del estado que responden al gobierno; disciplinamiento de medios que generan uniformidad de información mediante el uso y abuso de la caja; silenciamiento de voces criticas y opositoras; en definitiva degradación institucional manifiesta como consecuencia de la perpetuidad, la confusión y quienes creen que el estado y el gobierno son una misma cosa".

También hubo espacio para los docentes cuando específicamente impugnó la existencia de "adicionales en negro" para el sector lo que impide una jubilación digna. "A todo esto hay que agregarle el derrumbamiento del sistema educativo, que se avizora con más falencias cada día manipulado y manejado por intereses políticos que dejan entrever el oscuro y postergado tratamiento que se le da a los educadores y que repercute directamente en las aulas donde se educan miles de formoseños, estamos inevitablemente en presencia de una gestión que hace creer que todo está bien, cuando la realidad nos demuestra otra cosa".

"Más allá de las obras públicas, financiadas exclusivamente con aportes nacionales y que siempre son bienvenidas, esto no puede justificar la deuda social. Estamos frente a un modelo que no garantiza inclusión social, sólo certifica un resultado electoral", sostuvo la UCR.

"A catorce años de la gestión no se ha hecho nada para cambiar la lógica de la dependencia nacional, al contrario, se ha hecho todo lo posible para profundizar el disciplinamiento", cerró.

Comentá la nota