Advierten sobre la venta ilegal del medicamento contra la gripe A

La venta callejera de antivirales podría amenazar la circulación de los remedios, porque las dosis están justas para la cantidad de pacientes. Autoridades recuerdan que la distribución es gratuita y piden denunciar los casos que se detecten.
Un presunto mercado negro de Tamiflu, el antiviral que se

El director del Hospital Regional, José Trejo, dijo que se está medicando con normalidad a los pacientes internados. EL LIBERAL/Francisco Gallo

utiliza para medicar a los enfermos de gripe A, ha puesto en alerta a los distintos actores del sector de la salud. Según pudo saber EL LIBERAL, habría personajes inescrupulosos que se dedican a adquirir irregularmente este medicamento y venderlo ilegalmente en las calles de Santiago. Esta situación pondría en riesgo a los enfermos, ya que las dosis para los tratamientos han llegado a la provincia en la cantidad justa, y la venta irregular podría conducir a la escasez.

Una de las autoridades que se refirió a esta situación fue el director del Hospital Regional, José Trejo, quien señaló: "Es algo de lo que hemos venido escuchando, pero no hemos registrado que se haga esa venta irregular en la zona del hospital".

"Nosotros tenemos medicamentos para entregar a la gente, y no es necesario que los enfermos lo anden comprando en la calle", remarcó.

Por su parte, Silvia Martín, de la Secretaría Técnica de Farmacia, dijo que "esto es ilegal y está prohibido que se venda", y que "el Ministerio de Salud provee el medicamento tanto a los pacientes que se atienden en el sector público, como a los que lo hacen a través de los sanatorios y clínicas privados ".

Martín explicó que el medicamento "dejó de venderse en las farmacias, porque a raíz del pánico y la desesperación se iba a vender a un precio superior, la gente se iba a automedicar y a abastecerse sola". "Ahora que estamos en el pico más alto de la gripe y va a empezar a bajar, se va a liberar el medicamento y se va a vender también en las farmacias nuevamente", afirmó.

Hugo Navarro, presidente del Colegio Farmacéutico de Santiago del Estero, advirtió sin embargo que en las farmacias "el procedimiento normal de la venta se da ante la prescripción de un médico, y sólo así se lo puede llevar una persona, es decir, con la receta correspondiente".

Una calificada fuente ministerial se animó a esbozar una hipótesis sobre una posible brecha por la que podrían colarse los medicamentos: "La circulación del Tamiflu es muy vigilada, y es difícil que se cuele algo hacia afuera, salvo que haya una receta que pida un tratamiento profiláctico para toda una familia, cuestión que nosotros no podemos comprobar, porque la entrega se realiza con la receta del médico solamente".

Actualmente, hay distintas bocas desde donde se expenden estos medicamentos: el Colegio de Médicos, el Iosep, el Pami, los hospitales y las unidades sanitarias móviles.

Comentá la nota