Advierten sobre los riesgos de

El constitucionalista Gregorio Badeni aclaró en C5N que la polémica surgida por el doble voto de diputados "no le acarrea ningún daño a la validez de las normas sancionadas". Reclamó "reducir la intensidad" del conflicto
El especialista en Derecho Constitucional fue a la Legislatura porteña, antes de la sesión convocada para tratar las normas que fueron aprobadas mediante el voto de dos diputados que no estaban sentados en sus bancas.

Gregorio Badeni, en diálogo con C5N, reconoció que la situación fue "irregular", pero aclaró que no fue realizada "de mala fe, ni con dolo o malicia", por lo que reclamó "reducir la intensidad" de la polémica abierta por el comportamiento de Oscar Moscariello y Silvia Majdalani.

Ambos legisladores quedaron en el centro de los cuestionamientos porque apretaron el botón de positivo por otros dos legisladores que no estaban sentados en sus bancas, aunque sí estaban presentes en el recinto. Las medidas que fueron aprobadas de esa manera tenían el consenso de todos los bloques y su aprobación fue unánime. Por eso, el jurista reclamó moderar el tono de la disputa.

Asimismo, advirtió que ambas normas serían de difícil anulación, ya que el único estamento habilitado para esa decisión es la Justicia y no hay "un interés legítimo" en ese Poder del Estado porteño para intervenir, habida cuenta que ambos votos dobles emitidos por Majdalani y Moscariello no alterarían en nada el resultado final de las resoluciones.

Además, Badeni señaló que el principal problema que enfrenta la Legislatura porteña es la falta de tecnología. Advirtió que la Cámara de Diputados de la Nación cuenta con un sistema más sofisticado para la realización de las sesiones. Esa carencia es la que pudo favorecer las infracciones cometidas contra el reglamento por los legisladores.

"Esas faltas no son de mala fe, no dolo, ni malicia. Hay que reducir la intensidad que se le ha dado a este hecho y hay que evitar dañar la institucionalidad" de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, continuó el abogado constitucionalista.

"Son errores injustificables, pero eso no le acarrea ningún daño a la validez de las normas sancionadas", concluyó Gregorio Badeni.

Comentá la nota