Advierten sobre mayor caudal en el río Dulce

Advierten sobre mayor caudal en el río Dulce
Si bien la situación no es preocupante en cuanto a desbordes e inundaciones, recomiendan a bañistas y pescadores extremar los recaudos a la hora de ingresar a sus aguas. El líquido transportado pasó de 36 a 220 metros cúbicos.
En los últimos dos días el caudal del río Dulce aumentó de 36 a 220 metros cúbicos, según precisó el titular del Grupo Especial de Rescate (GER), oficial principal Juan Maresca.

En la oportunidad manifestó que dicho incremento “no es preocupante porque los riesgos para los vecinos podrían comenzar a producirse cuando el caudal llegue a los 1.000 ó 1.200 metros cúbicos, como sucedió años anteriores”.

De igual manera advirtió que existen riesgos para los pescadores y bañistas, “porque se han tapado algunos pozos y se han generado otros producto del movimiento del agua”.

Además Maresca indicó que de acuerdo a información que recibieron de diferentes organismos “tenemos entendido que el mes de marzo será más lluvioso en las provincias del norte”. Por ello de ser así “se van a tomar todas las precauciones que fueran necesarias para contener el agua que podría llegar de la derivación de otras cuencas”.

Precaución

El titular del GER remarcó que el caudal actual “no es para preocuparse, pero si se deben tomar precauciones al ingresar al río”.

En ese sentido pidió a los bañistas y pescadores “que eviten ingresar a los lugares que están demarcados como prohibidos para el ingreso”.

Además resaltó que los efectivos de dicha repartición realizan controles periódicos y recorridos para advertir a la población de los lugares que son riesgosos.

La situación tiende a normalizarse

El titular de la Intendencia de Riego, ingeniero Guillermo Angriman, afirmó que actualmente se está derivando 86 metros cúbicos de agua al Dulce que es la misma cantidad que ingresa al embalse. Pero durante el fin de semana la derivación fue de 150 metros cúbicos aproximadamente.

En la oportunidad remarcó que “hubo un pequeño incremento durante el fin de semana, pero ya está estable. No hay que alarmarse por el crecimiento de la derivación que se produjo, aseguró.

Es así que indicó que la cota actual del embalse es de 272,34 “lo cual es algo normal y puede seguir almacenando agua si fuera necesario”. Angriman llevó tranquilidad a la población y dijo que el crecimiento fue pequeño y la situación “tiende a normalizarse”.

Comentá la nota