Advierten sobre el achicamiento de envases para encubrir aumentos

La tendencia, que se inició en 2002, se profundizó en los últimos años con productos que pasaron a tener un contenido que llegó a achicarse hasta el 50 % del original muchas veces manteniendo el precio o lo que es peor aún, incrementándolo
Así lo denunciaron distintas entidades que agrupan a consumidores, que señalan que la estrategia esconde aumentos de precios y no distingue rubros. No obstante, los preferidos son las galletitas, gelatinas, postres, quesos cremas y tabletas para mosquitos, entre otros.

Según indicó a Diario Popular la titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC) , Susana Andrada, la entidad publica desde el 2007 publica informes sobre el avance del "downsizing", tal cual se denomina en inglés a la práctica en las góndolas y advirtió que la misma "se ha generalizado, cada vez hay más productos que vienen en envases más pequeños. Por eso los consumidores deben fijarse en el precio y también en el tamaño del producto".

En los relevamientos del CEC se detectó toallas femeninas que pasaron de 10 a 8 unidades en sus envases, galletas de agua que pasaron de 360 a 330 gramos y que generalmente en la llamada canasta navideña la mayoría de los productos redujo el tamaño de su presentación.

Ana María Luro, titular de Acción del Consumidor (ADELCO), señaló que en la estrategia de los empresarios también cuenta la política de precios de la Secretaría de Comercio: "Al fijarse los precios por una política de la Secretaría de Comercio, a veces las empresas buscan una salida achicando el producto".

Por eso recomendó "leer siempre cuidadosamente el contenido aunque esté en letra pequeña, y comparar entre productos similares, tomando como base esa indicación y no su apariencia

Comentá la nota