Advierten que puede faltar el agua y evalúan hacer nuevas perforaciones

Giambastini dijo ayer que, si sigue el derroche, es muy probable que haya problemas en la prestación del servicio. Exploran la factibilidad de nuevos pozos en el sur de la ciudad, el sector más afectado
El titular del Ente Municipal de Obras Sanitarias (Emos), Tulio Giambastiani, advirtió ayer que, si sigue el derroche, puede llegar a faltar agua en la ciudad.

Además, el funcionario municipal agregó que se está estudiando la posibilidad de hacer nuevas perforaciones, sobre todo en el sur, sector que presenta serios problemas de presión.

Giambastiani ofreció ayer una conferencia de prensa para dar a conocer el plan de desmalezado y limpieza de los canales y desagües que hay en el radio urbano, para que funcionen bien durante las lluvias del verano.

"A diferencia de otros puntos de Córdoba, hoy nosotros no tenemos problemas con el agua. No obstante, si seguimos consumiendo en exceso, puede llegar a faltar", alertó.

En la ciudad, cada riocuartense consume por día 600 liltros, cuando las normas internacionales aconsejan 250 litros.

Para que no falte el agua en la ciudad, el Emos dispuso prorrogar por 30 días la prohibición de baldeo, a raíz de la ola de calor.

También tiene previsto impulsar la colocación de medidores para controlar el consumo de agua. En ese sentido, empezarán con una prueba piloto que abarcará a unos 1.500.

Giambastiani dijo ayer que la Provincia, a través de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), está haciendo un estudio de las napas freáticas que hay en la ciudad, a los efectos de ver si se pueden hacer futuras perforaciones, en función del crecimiento demográfico que se está experimentando.

A su vez, el titular del Emos señaló que el ente municipal también, por su cuenta, está evaluando la posibilidad de hacer nuevos pozos en el sur de la ciudad, que sufre mucho la falta de presión de agua.

En ese sentido, se presentaron en el Enohsa (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) los proyectos técnicos para hacer el acueducto del sur con su respectivo tanque-cisterna, lo que representa una inversión de casi $ 9 millones.

Las iniciativas están aprobadas, pero falta el desembolso de fondos.

En tanto, desde hoy y durante dos semanas el Emos dispondrá 15 operarios exclusivamente para la realización de desmalezados y limpieza en los canales de desagües para evitar anegamientos e inundaciones ante las precipitaciones se avecinan por la llegada de la temporada estival.

Giambastiani lo calificó como "un trabajo de anticipación" para el que se destinarán $ 70 mil pesos por todo concepto.

El objetivo es lograr el normal funcionamiento de los sistemas de desagües, de canales abiertos y cerrados, independientemente de las condiciones climáticas adversas.

"Nuestra intención es intervenir con tiempo en cada sector crítico, donde puede haber inconvenientes con la acumulación de agua de lluvia", explicó el funcionario.

Los sectores críticos

Entre los sectores críticos, Giambastiani citó el arroyo El Bañado, los desagües del sur y el sector de Laguna Blanca, en Banda Norte.

* Arroyo El Bañado: sobre Río Limay, entre Cervantes y Río de la Plata. Allí se desmalezará y limpiará para evitar estancamientos de agua. En el mismo arroyo El Bañado, pero en el tramo de Dinkeldein y Marconi, se intervendrá bajo la misma modalidad.

* Canal del Sur: en el sector de Unión de los Argentinos, puntualmente en el ex Hospital Regional y Belisario Roldán. Se realizará barrido y limpieza en el interior del canal.

* Canal de calle Laguna Blanca: entre las calles Cuba y Uruguay. Se intentará recuperar la profundidad del desagüe. Se extenderá a 600 metros con maquinaria pesada.

La intención del Emos es la de evitar inundaciones por la falta de mantenimiento de dichos canales.

Comentá la nota