Advierten que producción de soja, maíz, trigo y girasol será la peor desde 2001 y divisas caerán en 18.000 millones de dólares.

La producción agropecuaria de la campaña actual será la peor desde la crisis del 2001 y el ingreso de divisas al país caerá en 18.000 millones de dólares, como consecuencia del ‘modelo económico vigente‘, advirtió un informe distribuido hoy por la Federación Agraria Argentina.
El trabajo fue elaborado por el Departamento Técnico de la FAA, sobre las estimaciones de cosechas en los diversos cultivos, que arrojan datos calificados de ‘escalofriantes‘.

Al respecto, el vicepresidente primero de FAA, Pablo Orsolini, señaló: ‘Las consecuencias de la política agropecuaria de este gobierno, sumada a la sequía y la crisis internacional, son devastadoras‘.

‘Según nuestros técnicos, que analizaron los informes oficiales y de todos los analistas del sector, se prevé la reducción este año de unos 18.000 millones de dólares en el ingreso de divisas al país, comparando la campaña anterior con esta. Y el Estado nacional perdería por retenciones más de 5.000 millones de dólares‘, indicó.

Orsolini se refirió a los datos del Informe en cuanto a los magros volúmenes en la cosecha de los principales cultivos.

‘Contando soja, trigo, maíz y girasol, estamos hablando de una merma de 30 millones de toneladas‘, indicó.

El dirigente dijo que si bien ‘es cierto que hubo factores climáticos que también hacen a la caída fenomenal de rendimientos, lo que es difícil es que el Gobierno nacional haya hecho oídos sordos a un reclamo que lleva tiempo‘.

‘Nosotros lo advertimos durante 2008, antes de que se empiece a sembrar. O cambiaban el modelo, o íbamos a la crisis. Y en lugar de hacer modificaciones en la política para el sector, profundizaron los errores. Así, según nuestras estimaciones, pasaríamos de 97 millones de toneladas a menos de 67. Con estos números nos retrotraemos a la campaña 2000/2001‘, aseguró el dirigente de FAA.

Según el informe, ‘la campaña 2008/2009 está arrojando cifras que superan los pronósticos más pesimistas‘.

Para esa institución, durante la actual campaña habrá 11 millones menos de toneladas de soja, 8 millones menos de toneladas de trigo, 9 millones menos de toneladas de maíz y 2 millones menos de toneladas de girasol.

‘Solamente con estos cuatro cultivos la merma en el volumen de producción de granos llegaría a más de 30 millones de toneladas‘, indicó.

Según estimaciones oficiales y privadas, de las 97 millones de toneladas de granos correspondientes a la última campaña 2007/2008, pasaríamos en la campaña 2008/2009 a una cosecha global de 66/67 millones de toneladas, un 30% inferior. Con estos números nos retrotraemos a la campaña 2000/2001, señala el informe.

La FAA advierte también sobre el impacto que la merma en la producción agropecuaria tendrá en la recaudación.

Mientras, en la campaña 2007/2008 el complejo sojero (comprendido por porotos, aceites y harinas) ‘produjo ingresos en concepto de valor de exportación por 21.978 millones de dólares‘, sin embargo, para la temporada 2008/2009 se estima que los ingresos serán de 10.650 millones de dólares.

‘O sea, una reducción de divisas de 11.328 millones de dólares‘, según la FAA.

En cuanto al aporte de divisas del trigo, el informe señala que también habrá también menos recaudación como consecuencia de la mala cosecha. Pasará de u$s 3.183 millones en 2007/08 a u$s 645 millones en 2008/09, según las proyecciones actuales.

En el caso del maíz, tampoco se verá beneficiada la recaudación con los mismos números de años atrás.

El valor de exportación de la campaña 2007/2008 fue de 3.200 millones de dólares, mientras que para la actual temporada se estima un aporte de ‘tan sólo 960 millones de dólares, siendo la diferencia de u$s 2.240 millones menos‘.

Siempre teniendo en cuenta el informe de la Federación Agraria -crítica de las políticas agrícolas-ganaderas del Gobierno-, el total de divisas generadas por el sector en 2007/2008 fue de 31.989 millones de dólares, de los cuales 9.430 millones de dólares quedaron en manos del Estado en concepto de retenciones.

Sin embargo, teniendo en cuenta los cálculos del análisis hecho por la FAA, el valor de exportación ascenderá a los u$s 13.836 millones.

De ese total, u$s 4.203 millones serán retenidos en forma de impuestos a la comercialización externa.

Comentá la nota