Advierten la posibilidad de un tractorazo en la región

El sábado hay una asamblea de productores, que se hará en Villa Regina. Si no hay respuestas oficiales en ese encuentro, es posible que se decidan medidas de fuerza "extremas", según se decidió en una asamblea que se hizo el lunes en Allen.
Los ánimos entre los productores frutícolas de Neuquén y Río Negro están nuevamente caldeados, y este sábado podría decidirse una medida de fuerza, un eventual "tractorazo" como los que se vivieron en la década del ’90, si la dirigencia política no muestra algún signo concreto de respuestas a un largo petitorio que hace tiempo duerme el sueño de los injustos en los escritorios de la burocracia estatal.

Lo concreto es que la comisión directiva de la Federación de Productores de Frutas de Río Negro y Neuquén se reunió el lunes por la noche en Allen, y decidió por unanimidad convocar a los fruticultores a una asamblea para el próximo sábado 31 de octubre, a las 14, en la sede de la Cámara de Productores de Villa Regina.

Al encuentro, según se informó desde la misma Federación, ya fueron invitados funcionarios municipales, provinciales y nacionales.

"Terminado el tiempo de las especulaciones, se espera que lleven una respuesta verdadera al petitorio entregado en la asamblea anterior con una salida concreta a la crisis contraria a las políticas desangeladas a las que acostumbran", expresan los dirigentes frutícolas en la comunicación.

Dejan sentado además una clara advertencia: "ante la falta de respuestas o la ausencia de funcionarios, las cámaras resolvieron que en la misma asamblea se resuelva un plan de lucha con medidas extremas a seguir en forma estricta".

Comentá la nota