Advierten que en Posadas toda la costa del Paraná es de alto riesgo

La ciudad no tiene playas habilitadas y bañarse está prohibido. Señalizarán con carteles los lugares más peligrosos del río
Peligroso y crecido. El Paraná quedó sin playa por efectos del embalse de la represa hidroeléctrica Yacyretá. [Foto:Sixto Fariña]

POSADAS. Funcionarios del municipio de esta capital provincial advirtieron ayer que toda la franja costera del río Paraná fue establecida como de alto riesgo y que en la ciudad no existe ningún lugar habilitado para ser utilizado como playa o balneario.

Carlos Aranda, de la Dirección de Control Comunal, dependiente de la Secretaría de Gobierno, indicó que la costa del río desde la avenida Jauretche hasta la zona del puente internacional San Roque González de Santa Cruz fue establecida como riesgosa y que no se permitirá el ingreso de bañistas por el actual estado del Paraná, que hasta ayer presentaba una altura de 5.22 metros en crecimiento.

Los agentes municipales cumplieron ayer con una recorrida junto con la Prefectura Naval Argentina y quedó establecido el territorio en el cual la comuna tendrá la responsabilidad y el poder de prevenir a las personas en la zona comprendida entre el borde del río y parte de la ribera.

“Se estableció que el camino de sirga sea de 8 metros desde el río hacia adentro de la ciudad, en ese tramo el municipio puede advertir a las personas que ingresar al Paraná está prohibido y se corre riesgo de vida”, explicó Aranda.

El llamado camino de sirga está contemplado en el Código Civil en los artículos 2.639 y posteriores y se trata de una restricción al dominio de aquellos que tienen propiedades que limitan con ríos y canales que sirven de comunicación por agua.

El nombre de camino de sirga proviene del antiguo uso que se daba a esas sendas para tirar de las naves y embarcaciones con sogas o sirgas desde la costa para remontar las corrientes.

La creciente del río y la nivelación constante de la altura del embalse de la represa hidroeléctrica Yacyretá, convirtió al gran Paraná en un peligro para los nadadores, navegantes o pescadores que siguen concurriendo a la costa para refrescarse o proveerse de las distintas especies de pescados para su consumo o comercialización.

En los próximos días, según se informó, el municipio empezará a señalizar con cartelería las zonas más peligrosas de la costa para prevenir o advertir a quienes no se enteraron sobre la peligrosidad del río.

Peligroso y trágico

Lucas Iván Dobler, de 15 años, falleció el pasado 11 de julio al ser arrastrado por las aguas del río Paraná cuando estaba bañándose con otros tres compañeros de colegio.

El triste episodio ocurrió cerca de las 15.45 y enlutó a toda la comunidad del colegio Comercio 6.

Las crónicas policiales indicaron por entonces, que en ese momento de la tarde los chicos decidieron bajar por la escalinata que da al sector donde se encuentra el muelle roto y aislado de la costa, zona clausurada desde hace meses. A pesar de esa situación y la peligrosidad del lugar, muchas personas siguen bajando a ese sector.

Desde allí, ingresaron al río y comenzaron a jugar y nadar, pero en un momento determinado Lucas desapareció.

Las autoridades repiten cada vez con más frecuencia, que ahora el Paraná es barrancoso, sin playa, y en la costa ya es profundo por lo cual es muy peligroso bañarse.

Posadas no tiene playas habilitadas, el único sector en donde los más arriesgados se entregan a los rayos del sol y que hay al menos unos metros de arena, es la playita Itacurubí, por debajo de la costanera, casi en su intersección con la avenida Roca.

Comentá la nota