Advierten que la Policía va a espiar las asambleas

Indiferencia: la concejal del Frente Para la Victoria, Miriam Alvarez, exigió explicaciones al ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad. Lamentó la actitud policial "impropia de un Estado de Derecho" y también que Rodríguez y el gobernador no respondan a los pedidos de audiencia para tratar la tensa situación que padece 25 de Mayo.
La Policía provincial está espiando las asambleas que realizan los ciudadanos de Colonia 25 de Mayo, según comprobaron esta semana algunos de los participantes en esas reuniones. La concejal del Frente Para la Victoria, Miriam González, decidió por eso mismo enviarle una nota al ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad César Rodríguez para ponerlo al tanto del caso y preguntarle si él dio las órdenes para que se impusieran esos métodos de control.

En 25 de Mayo se respira desde hace meses un enrarecido clima de tensión y violencia: la oposición política insiste en que el intendente David Bravo está pasando por encima de las normativas institucionales. Lo acusan de ser un autoritario.

Los principales hechos políticos de los últimos tiempos en 25 de Mayo van desde lo curioso y bizarro hasta lo fatal. La muerte de un sindicalista en medio de una batalla por el negocio petrolero incluyó la visita de Bravo a los acusados por el homicidio, en la celda donde estaban alojados. Pero además se denuncian constantes hechos de corrupción, intromisiones de dirigentes vernistas de otros puntos de la provincia, presiones permanentes para que la oposición no controle las cuentas municipales, robos y auto-robos con condimentos políticos y denuncias penales alrededor de una pelea para ver si se hace o no se hace una auditoría a la gestión comunal.

En medio de ese panorama, semanalmente hay asambleas vecinales para apoyar a los concejales que no avalan las conductas del intendente Bravo. Los ciudadanos se muestran poco menos que escandalizados frente a determinadas prácticas y a la indiferencia de las autoridades provinciales.

La nota al ministro

La nota que la concejal Alvarez decidió enviarle al ministro Rodríguez le solicita "explicaciones públicas sobre un hecho acontecido en nuestra comunidad en horas de la noche del día miércoles".

"A partir de las veinte horas se realizó una asamblea de vecinos auto convocados en el Club Punto Unido, a fin de analizar la evolución de la situación en relación con la negativa por parte del Presidente del Concejo Deliberante de suscribir el contrato con auditores, en cumplimiento de lo dispuesto por la Resolución Nº04/09 del Cuerpo y que, atento al estado público que ha tomado, seguramente usted conocerá en profundidad", añade.

"Asimismo, en la misma se analizaron distintas alternativas a seguir con el único objetivo de conseguir la realización de la auditoría votada por unanimidad por el Concejo Deliberante, por Ordenanza Nº07/09 y destinada a conocer el estado de las cuentas públicas", apunta.

"La reunión, como no podía ser de otro modo, se desarrolló con total normalidad y en un clima de respeto por los ausentes y por las diferencias de opinión que merecen ser resaltadas. Obviamente, dada su condición de abogado, sumada a la responsabilidad del cargo que ocupa, creo innecesario recordar el derecho de reunión amparado por nuestra Constitución Nacional, y sólo suspendido durante la vigencia de la misma por el estado de sitio, y en épocas oscuras de nuestro país, por gobiernos de facto", indica la edil.

"Es por ello que nos llamó poderosamente la atención cuando, al término de la reunión y al retirarnos, se nos acercó el suboficial de policía Néstor Alfredo Retamales, quien se bajó del móvil policial, e inquirió a la suscripta y a un grupo de vecinos acerca de si ya había terminado la reunión, expresó su malestar al enterarse de ello, y entonces preguntó cuántas personas asistieron, si se desarrolló con normalidad, qué temas se trataron, etc.. Cuando le pregunté a título de qué solicitaba la información, que de cualquier modo le fue suministrada, respondió que era por orden de la superioridad", añadió la concejal Alvarez.

"No puedo menos que lamentar lo ocurrido, impropio de un Estado de Derecho. Además lamento que, habiendo pedido sendas audiencias ante usted y el señor gobernador para imponerlos de la situación, no hubiera obtenido respuesta alguna. En realidad, parece que la respuesta fue el hecho que narrara más arriba", insistió.

"Es por ello -completó- que, como concejal y fundamentalmente como ciudadana de 25 de Mayo, le exijo dé explicaciones públicas acerca de lo acontecido, y hago responsable directo al señor Ministro por la seguridad de todas y cada una de las personas que participan de las asambleas".

Comentá la nota