Advierten que 3 millones de chicos quedarían sin comida

Los proveedores de la comida en las escuelas bonaerenses anunciaron que a partir del lunes podrán cortar el servicio porque quedarán desabastecidos. Denuncian que la Provincia les adeuda $ 350 millones por los pagos desde septiembre. Peligra el abastecimiento en 2010.
Unos tres millones de chicos de la Provincia podrán quedarse sin su ración de comida diaria a partir del lunes, según adelantaron ayer desde la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores escolares bonaerense, debido a que los proveedores están desabastecidos de alimentos por la falta de pago del gobierno provincial. De acuerdo a los empresarios que suministran los alimentos para los comedores escolares bonaerenses, el gobierno de Daniel Scioli les adeuda más de 350 millones de pesos.

Ante la creciente deuda provincial, los prestadores se reunirán en asamblea el martes próximo, donde decidirán qué actitud tomarán para el año próximo, informaron desde la entidad. Los proveedores de alimentos están analizando suspender el servicio para cuando se inicie el año lectivo 2010, el 1º de marzo próximo.

Según un comunicado de prensa emitido ayer y firmado por el presidente de la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares de la Provincia, Héctor Acevedo, y por el secretario Román Abato, las "directoras (de las escuelas) y padres apoyan a los proveedores, que hasta hoy hicieron malabares para darles de comer a los chicos".

Los proveedores que denuncían la mora en el pago de los meses de septiembre, octubre y noviembre por parte de la Provincia estiman que los chicos afectados alcanzarán a "tres millones", teniendo en cuenta que "se cortarán los servicios a 10 mil escuelas bonaerenses", informaron desde la asociación que los nuclea.

"En los depósitos no hay provisión de alimentos por la falta de dinero. Esto no significa que vayamos a concretar un cese de actividades, es simplemente que los proveedores no pueden comprar alimentos para proveer de comida a los chicos. Y además porque los bancos nos niegan un crédito", aclararon los representantes de la entidad.

Además, ante el anuncio del inicio de las clases en la Provincia el 1º de marzo, la asociación realizará el martes, a las 15, en Morón, una asamblea con proveedores de los 134 distritos bonaerenses, "para determinar si se proveerá de alimentos a los chicos", advirtieron.

Luego de la asamblea del martes, los prestadores entregarán al gobernador Scioli y al ministro de Desarrollo Social bonaerense, Baldomero Alvarez de Olivera, para reclamar, entre otros puntos, "un aumento urgente en el costo del plato de comida, que hoy es de 2 pesos y nuestra intención es que se eleve a 5 pesos, ya que en la Capital Federal es de $ 7,80", explicaron.

Mientras tanto, desde el gobierno provincial, el ministro de Economía Alejandro Arlía viene trabajando en las opciones para poder cumplir con las deudas que tiene la Provincia con los proveedores. En ese sentido, la semana pasada se confirmó que la Provincia emitirá bonos por hasta $ 850 millones para pagar sus deudas con los proveedores del Estado y constructores de obra pública y utilizar el efectivo para el pago de salarios.

Según la administración bonaerense, las obligaciones del Estado con los proveedores alcanzan los 350 millones de pesos pendientes de pago en la Tesorería, aunque se estima que existen otros

$ 300 millones facturados hasta noviembre. En total, unos $ 650 millones podrían cancelarse con este bono.

Sin embargo, esa opción no alcanzaría a los proveedores de alimentos de comedores escolares. Es por eso que para pagar al resto de los acreedores, la Provincia evalúa la posibilidad de pagar una parte en efectivo y financiar el resto con bonos.

Los proveedores necesitamos cobrar los meses de septiembre y octubre antes de fin de año y noviembre y diciembre antes de que se inicie el año lectivo el 1º de marzo. Caso contrario muchos irán a la quiebra", adelantaron los prestadores de comedores escolares

Comentá la nota