Advierten que la inflación es un problema crónico

En ocho de cada diez años, la inflación trepó en el país por arriba del 10%, según estimó la consultora Ecolatina en su último informe, que anticipó que en 2010 la suba de los precios por cuarto año consecutivo será superior al dígito. "La suba generalizada de los precios parece ser la regla y no la excepción. En 48 de los últimos 60 años, la inflación anual superó el dígito", indicó el informe, que considera que la suba de precios en la Argentina es un problema crónico.
La consultora destacó: "Ningún país de la región presenta una persistencia tan elevada". "Desde 1950, en América latina la inflación superó el dígito en seis de cada diez años, un promedio sustancialmente inferior al de la Argentina", señaló.

El informe sostuvo que actualmente, mientras que la gran mayoría de los países parece haber resuelto el problema inflacionario, en la Argentina se registran tasas comparativamente muy elevadas.

Según el IPC Ecolatina, en los últimos cuatro años la suba anual de los precios promedió el 17,8 por ciento. "Esta cifra triplica la media de las economías de la región y es superada únicamente por Venezuela [el 24%]", puntualizó. El estudio apuntó que de los 186 países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI), sólo nueve presentan una inflación promedio anual superior en este período, de los cuales seis están en el continente africano.

La consultora evaluó que tras varios años de fuertes subas, la dinámica inflacionaria "tiene inercia propia", la cual es "la consecuencia lógica de las expectativas de suba de precios y la cobertura de los agentes frente a los aumentos esperados. Esto impone un piso más elevado a los ajustes de los contratos nominales de la economía y, por ende, perpetúa el problema inflacionario", planteó.

Esta dinámica, subraya el informe, se ve exacerbada por la distorsión del IPC del Indec, pues genera dispersión, incluso, sobre la verdadera inflación percibida.

Ecolatina afirmó que la sola estabilización del tipo de cambio no garantiza una disminución en los aumentos de precios. "En una economía con memoria inflacionaria, cuando se ponen en marcha los mecanismos de cobertura, el proceso de suba de precios cobra vida propia", advirtió.

La consultora lamentó que pese a que este problema está en vigor, la inflación aún no figura en la agenda de la política económica. "Recién se transita la etapa en la que el índice de precios oficial se aleja un poco menos de la realidad."

Comentá la nota