Advierten que la inflación se aceleró y seguirá alta en 2010

En noviembre habría llegado hasta 1,3% y superaría el 14% el año próximo.
Los primeros datos de consultores privados sobre el comportamiento de los precios en noviembre confirman que la inflación se está acelerando. Según el Estudio Bein los precios subieron ese mes 1,3%, acumulando en 11 meses un aumento de 13,2%.

Para la consultora Equis, de Artemio López, en noviembre los precios subieron el 1,2%, por la presión de los alimentos que subieron el 2,7%. El acumulado entre enero y noviembre es de 13%.

En base a las cifras de octubre, las Direcciones de Estadísticas Provinciales, como consignó Clarín el lunes, anticiparon esa aceleración de los precios, con un alza en las principales jurisdicciones de entre el 1,2 y 1,5%. En cambio, de las cifras del INDEC se desprende que la inflación estaría por debajo del 1% mensual y el año cerrará con un aumento de un dígito.

Hacia adelante, los especialistas estiman que en diciembre volverían a trepar los precios. Y eso porque se trata, según Bein, "de un mes en donde juega en contra la elevada estacionalidad de los precios, sobre todo en un contexto donde la demanda se acelera, y hay aumentos puntuales en sectores de servicios que se efectivizarán durante el mes (taxis) y remanentes de los registrados en noviembre (servicio doméstico, celulares y actividades relacionadas con el turismo)". Además, los cambios climáticos están afectando la provisión de frutas y verduras, que se refleja en fuertes subas de precios (ejemplo, tomate).

También la consultora Ecolatina sostiene que "a partir del segundo semestre de este año", los precios de los alimentos volvieron a acelerarse "impulsado principalmente por el repunte de los valores internacionales y las condiciones climáticas adversas que afectaron la oferta doméstica". Y estima que 2009 podría concluir un alza del 14,7%, mientras en 2010 la inflación treparía al 17,5%.

Un factor que podría repotenciar los precios es la inyección de liquidez -alrededor de $ 2.000 millones- que el Gobierno está volcando con el pago de la ayuda por hijo y la cuota extra a los jubilados y pensionados que se está extendiendo a las cajas provinciales no transferidas. A eso se agrega el pago habitual del medio aguinaldo a jubilados y asalariados.

Por tratase de sectores de bajos recursos, se descuenta que casi todo ese dinero extra se volcará al consumo y de ahí el temor de que industrias y comercios aprovechen para remarcar los precios.

En función de este contexto es que Ecolatina alerta que "se corre el riesgo de que las mejoras a los sectores de menores recursos, como el plan de asignación por hijo y los 100 mil puestos de trabajo en cooperativas, se licuen en parte por la suba de los precios".

La consultora fundada por Roberto estima, por lo tanto, que "la aceleración de la inflación en 2010 podría potenciar la conflictividad laboral por la puja entre aumentos de precios y salarios".

Comentá la nota