Advierten un incremento en la quema de pastizales por temor al dengue

Desde Defensa Civil aducen que se debe a que los vecinos toman medidas preventivas para eliminar a los mosquitos. No obstante, en Alberdi denuncian la presencia de desagües que no han sido desinfectados
El temor colectivo que se ha generado en la ciudad ante la posibilidad de que el dengue afecte a nuestra población, aparentemente ha provocado que varios vecinos del sur de la ciudad quemen terrenos baldíos que se encuentran sin desmalezar. Así, lo explicó el director de Defensa Civil, Héctor Conill cuando señaló que los incendios han aumentado en los barrios y que son producidos porque "la gente tiene miedo y está tomando precauciones y donde ve el pasto un poco alto enciende el fuego para eliminar por su cuenta a los mosquitos". Varios residentes del sector reconocieron que son intencionales.

Por su parte, Conill manifestó que no es normal que la quema de pastizales se dé en esta época, ya que suelen producirse en los meses de mayo y junio, luego de las heladas. "Nos dimos cuenta que algo diferente estaba sucediendo porque si bien siempre tenemos estos episodios, nunca con tanta frecuencia y en estos meses. Estuvimos consultando a la gente y en mi opinión se debe al dengue".

Asumió que hay un miedo generalizado por la enfermedad que lleva a la gente a tomar medidas extremas que para nada son la solución al problema. "En reuniones que hemos tenido con la Municipalidad y el Hospital por el dengue sabemos que la gente se preocupa mucho, todas las personas que ya tienen un poquito de fiebre van a atenderse por miedo de tener la enfermedad, han aumentado las consultas. Creo que hay que ser precavido pero no generar miedo", afirmó Conill.

Al respecto, el subsecretario de salud Gabriel Abrile recomendó a los ciudadanos no caer en una especie de "psicosis" por que en nuestra ciudad la situación "está controlada".

Los barrios más afectados por estas quemas, según comunicaron Bomberos, son Alberdi, Obrero, Agustín Tosco y la zona del barrio Cispren.

Conill explicó que de 5 salidas por día que se hacían en abril de 2008, este año se producen entre 10 y 15. "No estamos dando abasto con la cantidad de incendios por eso tratamos de que nuestras cuadrillas hagan quemas controladas para no tener que ir todos los días o varias veces en un día".

Quejas de los vecinos

Por su parte, varios vecinos del sector sur de la ciudad, argumentaron que si bien las quemas son intencionales, se producen porque están cansados de pedir desmalezado y que se limpien los terrenos baldíos y nadie los escucha.

"Hace diez años que vivo acá, tenemos un basural a 200 metros del Centro Comunitario y del dispensario, hemos pedido mil veces a la vecinal pero no tenemos respuesta. Con el tema del dengue es peligroso porque esto es un foco infeccioso de cualquier cosa", remarcó un vecino del barrio Agustín Tosco.

Asimismo, mencionó que el basural ubicado cerca de su domicilio representa un grave peligro porque se encuentra atestado de botellas con agua, cubiertas y recipientes vacíos en los que se pueden acumular agua. El lugar se encuentra ubicado en inmediaciones de la calle Patricias Mendocinas al 1500 y también mencionó la presencia de un microbasural similar en la calle Aníbal Ponce al 1500.

En cuanto a los incendios, una vecina del barrio Obrero comentó que son habituales, pero asumió que en estos meses la frecuencia se incrementó mucho más. "Ahora se los ve todos los días a los bomberos por acá, los vecinos prenden el fuego porque están cansados de tener una mugre al frente de la casa, hay hasta animales muertos, es un desastre, las vecinales se echan la responsabilidad y al último nadie se hace cargo", subrayó.

Al mismo tiempo, otro residente de la zona indicó que hace tiempo no se realizan desinfecciones y ningún tipo de fumigación. "No se hace nada, tenemos un desagüe pasando la ruta 8, que esta abandonado y jamás lo han limpiado, es un peligro para todos porque está muy cerca de algunos terrenos donde los chicos juegan al fútbol", enfatizó.

No obstante, Oscar Artero afirmó que Emos está ocupándose de las tareas de desinfección en todos los desagües de la ciudad, a través de la colocación de larvicidas en los lugares en los que se pueda alojar la larva del mosquito.

"La gente cree que tenemos que hacer grandes operativos para colocar los insecticidas correspondientes en los lugares de riesgo pero no es así, por eso muchos piensan que no estamos haciendo controles pero estamos trabajando incansablemente en toda la ciudad y varias áreas de la municipalidad", aseveró Artero.

Paralelamente dijo que el problema no radica en los espacios públicos sino en los domicilios particulares. "Tenemos controlados todos los espacios de la ciudad pero el inconveniente es que el mosquito está en las casas y ahí es donde la gente tiene que combatirlo, todavía hay muchos que no toman conciencia y tienen floreros o piletas llenas" señaló.

Por otra parte, afirmó que hoy se realizarán fumigaciones en espacios verdes de la zona céntrica de la ciudad. "Vamos a trabajar en la Plaza Roca, Racedo y Olmos a las 7 de la tarde, pero no habrá mayores complicaciones porque los productos que utilizamos no son tóxicos", aseguró.

Sin embargo, recalcó que en el momento previo a la desinfección un vehículo de la municipalidad, identificado, recomendará a los transeúntes que despejen el área para evitar cualquier inconveniente.

Comentá la nota