Advierten que facturas de electricidad del verano incluirán eliminación de subsidios

Las facturas pueden llegar con incrementos de hasta 400% si no se controla el consumo, similar al primer bimestre de este año que generó protestas y forzó a una revisión
Junto a los primeros meses de 2009 llegaron, a Capital Federal y el Gran Buenos Aires, un riguroso verano y un nuevo peso para el bolsillo de la clase media. De la mano del alza de las temperaturas, las vacaciones en plena crisis y un clima pre-electoral, el tarifazo de electricidad generó una fuerte polémica entre los clientes de Edenor, Edesur y Edelap.

El Gobierno había tomado la decisión de eliminar subsidios para los usuarios de mayor consumo, y resultaron ser no pocos los residenciales sorprendidos con esta medida. Con alzas de hasta el 400 por ciento, las facturas de luz fueron rechazadas por asociaciones de consumidores y por el Defensor del Pueblo de la Nación.

El nuevo cuadro establecido en 2008 presentó algunos huecos en torno a los residenciales de bajos recursos electro dependientes por no contar con acceso a otras fuentes de combustibles. Muchos de ellos no están conectados a la red de gas natural, no cuentan con servicio domiciliario de agua corriente o bien presentan problemas de salud que requieren el uso intensivo de electricidad, por ejemplo.

Saldado el "error" y creado el padrón de excluidos, el Ejecutivo pretende caer con el mayor peso tarifario sobre los usuarios de más alto consumo.

El nuevo cuadro establece que los subsidios se mantienen al 100 por ciento para usuarios residenciales cuyos consumos bimestrales no superen los 1000 kilovatios. Para quienes consuman bimestralmente entre 1001 y 1200 kilovatios, la quita del subsidio es del 25 por ciento; entre 1201 y 2800, del 50 por ciento, y más de 2800, del 100 por ciento.

Las subas se aplicaron en julio y octubre de 2008 y se mantendrán vigentes durante el verano 2010.

Con este antecedente, aquellos usuarios sorprendidos por el tarifazo este verano tienen la ventaja de poder controlar sus consumos para reducir los importes pagados en el verano 2009.

Según cifras oficiales, el 30 por ciento de los usuarios de Edenor, Edesur y Edelap consume el 70 por ciento de la energía suministrada en Capital Federal, Gran Buenos Aires, La Plata y sus alrededores.

Desde el Gobierno recomiendan prestar especial atención a las facturas y verificar los kilovatios consumidos en diciembre de 2008 y en el primer bimestre de 2009, para evitar sorpresas. Reducir el uso de acondicionadores de aire, climatizadores de piletas, hornos eléctricos, freidoras, lavarropas y lavavajillas es una buena medida para disminuir el consumo de energía eléctrica.

De acuerdo con los datos del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), un acondicionador de aire de 2200 frigorías (uno de los más pequeños del mercado) consume 1,013 kilovatios por hora. Una vivienda con dos equipos de este tipo, encendidos durante cuatro horas diarias, consumiría 486,24 kilovatios bimestrales, es decir, el 25 por ciento del gasto bimensual promedio para una familia.

El cambio de lamparitas incandescentes por las de bajo consumo es también otra medida recomendada para reducir el gasto de electricidad. Hasta el momento, el Gobierno distribuyó nueve millones de lámparas de bajo consumo en el marco del Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de Energía (Pronuree) y 18 millones están en su etapa de distribución.

El costo del kilovatio de electricidad este verano será el mismo que en la temporada anterior y para minimizar el impacto se deberá reducir el consumo, no hay otra alternativa.

Comentá la nota