Advierten que después de las elecciones, pueden aumentar los precios.

Las subas se concentrarán en alimentos y bebidas, aunque los mayoristas de artículos de limpieza también anticipan alzas. Los supermercados reconocen que los proveedores preparan nuevas listas de precios para después de las legislativas. Pero hablan de ‘subas moderadas’, limitadas por la baja capacidad de compra.
Los empresarios del consumo masivo de productos alimenticios comenzaron a advertir sobre posibles aumentos en las próximas semanas, aunque aclaran que se trata de subas moderadas y que en ningún caso superarán el 5 por ciento. De todas formas, la tendencia parece destinada a romper con la meseta en la que los precios ingresaron en el último bimestre.

La sensación generalizada entre fabricantes, distribuidores y comerciantes es que la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Guillermo Moreno, después de las elecciones retomará su política de autorización de aumentos de precios al público, que se encuentra suspendida desde hace cerca de seis semanas. En forma concreta, se habla de más de 60 empresas de consumo masivo que están a la espera de que Moreno les apruebe la nueva lista de precios, según informa la prensa nacional especializada.

"En las últimas semanas se percibe un freno en la caída del consumo que se explica porque estamos viviendo un proceso de contención de los aumentos, a pesar de que los costos industriales siguen subiendo. Habrá que ver qué pasa a partir de los próximos días cuando se vuelvan a autorizar los aumentos", señaló Alberto Guida, presidente de Cadam, la cámara que reúne a los principales supermercados y autoservicios mayoristas del país.

Con un perfil más bajo, los pequeños comerciantes también reconocen que los industriales ya les informaron que se avecinan nuevas subas de precios.

Dicen que la política oficial fue contener los aumentos durante el proceso eleccionario, aunque los proveedores ya anticiparon que después del domingo van a barajar de nuevo, y que las listas de precios van a llegar con algunos retoques.

En principio, las subas se concentrarán en los rubros de alimentos y bebidas, en los que Moreno puso mayor énfasis en la contención, aunque los mayoristas de artículos de limpieza también anticipan alzas en su sector.

Entre los supermercados también reconocen que los proveedores preparan nuevas listas de precios para después de las elecciones legislativas.

En todos los casos, los incrementos de precios que están pidiendo los proveedores no llegan al 5% y en el mercado reconocen que el margen que tienen los fabricantes y los comerciantes mayoristas y minoristas para avanzar con subas más pronunciadas es muy limitado.

"La demanda sigue sensible y no hay margen para recomponer los niveles de rentabilidad que teníamos antes de que se desatara la crisis financiera internacional", admitió un supermercadista.

El consumo en La Rioja

Excepto en el rubro alimentos, donde la necesidad de la población hizo concentrar la mayor parte de los recursos de las familias, el resto de los productos ha seguido experimentando una notable caída en las ventas que, en las últimas semanas, solo vio una tregua durante la pasada, cuando Día del Padre mediante y con el Estado adelantando el aguinaldo, mejoró parcialmente.

Comentá la nota