Advierten que se desinflará el colchón de reservas

Advierten que se desinflará el colchón de reservas
Un informe de Econométrica sostiene que el Gobierno abrirá las bóvedas para pagar deuda pública. Sugiere retomar el diálogo con el FMI.
La consultora Econométrica sostuvo que el "desafío" del Banco Central durante el 2009 será encontrar el camino para "limitar la pérdida de reservas internacionales".

"La economía argentina se presta a agotar buena parte de su colchón de reservas este año. Por ello, es imperiosa la necesidad de recuperar el acceso al crédito, no sólo a los mercados en cantidad necesaria y tasas sustentables, sino también a los préstamos de los organismos internacionales", señaló la entidad.

Desde Econométrica, se indicó que "si bien la necesidad de dólares no es significativa, la brusca reducción del superávit comercial y la falta de financiamiento externo deja todo delineado para que el Gobierno termine utilizando parte de las reservas del BCRA para el pago de la deuda pública".

El estudio, que lleva la firma de Ramiro Castiñeira, refirió además que "esta posibilidad no es sostenible en el tiempo y deja amplio margen para que los mercados pongan en duda la capacidad de pago del gobierno, más allá de lo que toleren las reservas".

La consultora manifestó que "ahora falta que el Gobierno (de Cristina Fernández) ceda en ideología, al igual que el Fondo Monetario Internacional en exigencias, y permita a la economía también recuperar la figura del prestamista de última instancia, tal como lo es el Fondo para las economías emergentes".

Econométrica destacó que esto "no (debe promoverse) para hacer uso indiscriminado e irresponsable del crédito, como en los noventa, sino para despejar toda duda sobre la capacidad de pago del Gobierno, y demostrar institucionalmente y con respaldo internacional que el pago de la deuda no depende de la suerte de los precios de los productos exportados".

Para la consultora, la balanza comercial argentina "no tardará en acusar recibo del nuevo contexto externo", hecho que llevaría a cerrar el 2009 con exportaciones por 52.300 millones de dólares (con caída del 26 por ciento) e importaciones que también descenderían en un 17 por ciento por la contracción económica mundial.

El informe refirió que el superávit comercial se reduciría de 13.300 millones de dólares en 2008 a poco más de 4.200 millones de dólares en el 2009.

Comentá la nota