Advierten por crisis institucional si dividen Chascomús

El proyecto de ley para crear el distrito de Lezama sería tratado hoy por los diputados provinciales. En caso de sancionarse, la intendenta y todos los concejales renunciarán. Aseguran que la separación originará dos comunas empobrecidas
La posible división de Chascomús para crear el nuevo municipio de Lezama, que está prevista para ser votada en la sesión de hoy en la Cámara baja bonaerense, provocará la renuncia de la intendenta de ese distrito junto con todos los concejales y consejeros escolares, lo que ocasionará un caos institucional para el partido y la Provincia. Así lo expresó ayer la jefa comunal de Chascomús, Liliana Denot (UCR). "Hay probabilidad de un vaciamiento institucional", afirmó Denot a Hoy.

"En Chascomús los vecinos están dispuestos a ir a fondo", dijo la diputada provincial Ana De Otazúa (Gen). "El gobierno podrá quedar acéfalo y eso originará un caos institucional", agregó la legisladora de Chascomús. Ayer, Denot estuvo en La Plata en un acto de entrega de subsidios realizado en la Gobernación, pero no accedió a tener una reunión en privado con el gobernador Daniel Scioli para plantearle la situación que se podrá generar en Chascomús.

El pedido de autonomía de Lezama, que impulsan una parte de sus habitantes junto con algunos diputados provinciales, es rechazado rotundamente por los vecinos y las autoridades comunales de Chascomús. Aseguran que la división del partido y la creación de un nuevo distrito generará dos municipios empobrecidos, que sólo ocasionarán más gastos a un gobierno provincial asediado por la crisis económica y la falta de recursos.

"Solicitamos que no se trate este proyecto (hoy en Diputados) porque hay argumentos contundentes en contra y además creemos que en la nueva composición de la Cámara hay muchos legisladores que no conocen la situación y que deberían estudiarla antes de votarlo", consideró la intendenta Denot.

El proyecto de ley pertenece al ex diputado provincial Julio Alfonsín (UCR) y ya lleva casi tres años en la Legislatura bonaerense. Luego de haber sido aprobado y girado al Senado por la Cámara baja en mayo de 2007, la Cámara alta lo devolvió con modificaciones a Diputados en diciembre de 2008. Durante este año hubo varios intentos para sancionarlo, impulsados por el presidente del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Raúl Pérez. Pero tres estudios encargados a distintas facultades de la Universidad Nacional de La Plata, la fuerte oposición de los vecinos de Chascomús y el rechazo del gobierno provincial desalentaron su sanción por considerarlo inviable.

Sin embargo, gracias a la insistencia del grupo separatista de Lezama y del diputado Pérez, se volvió a instalar el tema sobre el final del período de sesiones de la Cámara baja, ya que en marzo de 2010 el proyecto de ley perderá estado parlamentario. No obstante, en Chascomús atribuyen esa insistencia a un millonario negocio inmobiliario, en el que estaría involucrado el diputado Pérez junto con una inmobiliaria platense, en torno a los campos que quedarán dentro de las 110 mil hectáreas que tendría Lezama, donde está el 78% de las tierras productivas de Chascomús.

En la última sesión de la Cámara baja se intentó llegar a un acuerdo entre las partes firmando un acta en la que Chascomús debía reconocer a Lezama "su estatus de partido y municipio de la Provincia" y en la que se facultaba al Ejecutivo provincial para "zanjar las diferencias planteadas en relación a la delimitación territorial". Esa salida postergaría la creación del nuevo municipio con la fecha tope del 30 de junio de 2010.

Pero los habitantes de Chascomús rechazaron firmar el acta de acuerdo propuesta por los diputados, por decisión de una asamblea de vecinos. En ese ámbito, el domingo pasado se propuso que la intendenta y los concejales presentaran su renuncia en caso de que la autonomía de Lezama sea sancionada.

El proyecto de ley debería ser votado hoy. Aunque contaría con el apoyo del bloque de Unión-Pro y parte de los diputados del Confe y el Ari, aún no estaría cerrada la adhesión completa de las bancadas del FpV-PJ y el Peronismo Federal, mientras que la UCR y el Gen están en contra.

Cruce de marchas

Los vecinos de Chascomús resolvieron en asamblea marchar hoy hacia La Plata para concentrarse frente a la Legislatura provincial en rechazo a la división del partido. Pedirán que los diputados provinciales posterguen el tratamiento del proyecto de ley por el que se crearía el nuevo partido bonaerense.

Por su parte, un grupo de autonomistas de Lezama también tiene previsto movilizarse a la capital provincial. Ambos manifestantes se cruzarán frente al Palacio Legislativo cerca del mediodía, ya que la sesión está llamada a partir de las 11, pero se prevé que iniciará avanzada la tarde.

A la espera de la ley marco para las autonomías

El caso de Lezama no es el único en el que se plantea la creación de un nuevo municipio independiente de la cabecera del partido. Se calcula que hay cerca de 60 pedidos de autonomía municipal en la Provincia. Muchos de ellos tienen reclamos de larga data, incluso en la Legislatura provincial y urgencias mayores a las de Lezama, como las de localidades del Conurbano bonaerense, con mayor densidad de población y necesidades más apremiantes.

Es por eso que el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño, se encuentra trabajando junto a los grupos autonomistas en la implementación de una ley marco que contemple todos los casos. Incluso, en la Legislatura provincial hay varios proyectos de ley en ese sentido. Uno de ellos es el mismo autor que el de la autonomía de Lezama, Julio Alfonsín, y fue aprobado por los diputados. Sin embargo, el senador Federico Scarabino (FpV-PJ) redactó otra iniciativa enriqueciendo la del ex legislador radical.

"Proponemos que se sancione primero una ley marco, en la que se contemple el caso de Lezama, y después se vote la creación de nuevos municipios de acuerdo a esa norma", expresó la diputada Ana de Otazúa.

La legisladora desestimó la viabilidad del proyecto de Lezama, entre otras cosas porque "el mismo estudio en el que se basó julio Alfonsín para el proyecto de ley dice que la separación del partido es desfavorable".

Y advirtió que "la Provincia va a tener que sostener económicamente a Chascomús y a Lezama".

En ese sentido, Otazúa invitó a los legisladores a "que vengan a Chascomús para analizar si es viable o no la separación". Y definió como "una desprolijidad legislativa" el tratamiento del proyecto de ley para el que "se evalúa quién sale primero a cortar la ruta".

Comentá la nota