Advierten que la construcción masiva de edificios aumenta la temperatura en Capital Federal

Advierten que la construcción masiva de edificios aumenta la temperatura en Capital Federal
Un estudio de la Agencia de Protección Ambiental, del Gobierno porteño, afirma que en los barrios porteños se registran 3,5 grados más que en el conurbano bonaerense
Los investigadores atribuyeron el fenómeno al descontrol del mercado de la construcción, que no está regulado en la ciudad de Buenos Aires, motivo por el cual ningún organismo controla el incremento de las edificaciones.

En busca de definir el primer plan de acción de la ciudad frente al cambio climático para 2030, el Gobierno capitalino presentó el documento en la ciudad dinamarquesa de Copenhague, durante el congreso por el calentamiento de la tierra.

Allí, pública un matutino porteño, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, alertó sobre el efecto "isla de calor", que genera "temperaturas dentro de los barrios que superan en 3,5 grados a sus alrededores, es decir, una temperatura diaria mucho más alta que la que se experimenta fuera de la avenida General Paz".

El mandatario ejemplificó que en el caso del asfalto, las mediciones "superan en cinco grados la media anual de las zonas rurales" y opinó que la temperatura concentra valores "cada vez más insoportables para los porteños".

"Si no fuera por las brisas de la tarde que vienen del Río de La Plata, la ciudad estaría mucho más caliente", analizó Osvaldo Canziani, doctor en Meteorología, investigador del Conicet y copresidente del grupo II del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2007.

Para el experto, en los ´80 "la isla térmica estaba en el barrio de Devoto, pero ahora todo ha cambiado". En su análisis, Canziani explicó al matutino que a partir de esos años, cambió la distribución inmobiliaria y, desde entonces, "descubrimos que Buenos Aires se tropicalizó, es decir que tiene temperaturas mucho más elevadas y lluvias mucho más fuertes que en el pasado".

"De hecho, gracias a los edificios, la ciudad no sólo tiene más temperatura, sino que registra más lluvias que las que tiene La Plata y sólo por los edificios", aseguró.

Como presidente de la Academia de Ciencias del Ambiente, Raúl Estrada Oyuela, descubrió lo mismo al tiempo que subrayó que las paredes porteñas "duplican la capacidad de concentrar calor que cualquier ladrillo refractario, preparado para evitar el calor".

Comentá la nota