Advierte Luna que el Gobierno nacional "está debilitado".

Dijo que hoy la Presidenta tiene menos adhesión popular que en el 2007, ente otras cosas por que no se supo explicar el conflicto con el campo.
Ante el advenimiento de las elecciones nacionales, el ministro de gobierno Carlos Luna advirtió que el Gobierno nacional "está debilitado".

El funcionario se refirió de esta manera en una entrevista radial, aunque después le explicó a NUEVA RIOJA que "es indudable que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner no tiene el mismo respaldo popular que en 2007".

"Desde una visión Justicialista , la fortaleza de un Gobierno está directamente relacionado con el apoyo popular a la agestión" ratificó el funcionario que señaló también que "hay cosas que se mantuvieron y se mantienen como declamativas , pero que no se supieron explicar".

En este marco inscribió Luna el conflicto que se mantuvo con las entidades que nuclean a los productores agropecuarios por el tema de las retenciones "que la gente no comprendió".

"Se fue a un conflicto posiblemente necesario, en nombre de la redistribución del ingreso, pero no se supo explicar de que manera o como funciona esto con los grupos de poder, para que la gente acompañe y hoy solo se ve que el objetivo no se ha conseguido", remarcó el funcionario que es el referente de una de las primeras corrientes kirchneristas que se afianzó en la provincia, Movimiento Norte Grande y como tal uno de los nombres que suenan como posible candidato a diputado nacional.

No obstante, el ministro precisó que "no todo fue por un error de estrategia del Gobierno o por negligencia, sino por que los medios de comunicación están en manos de las patronales del campo". "Todo esto colaboró en que se retrocediera en apoyo de los sectores populares", remarcó.

Partidos

Por otro lado el titular de la cartera política riojana dijo que "no hay incompatibilidad" entre la estrategia de la transversalidad con el fortalecimiento de los partidos políticos tradicionales.

Para Luna, la transversalidad busca abrir el juego de la incorporación de nuevos dirigentes hacia los partidos tradicionales o la incorporación de ideas desde afuera de los partidos tradicionales.

En este sentido remarcó que "para que exista una democracia fuerte, son necesarios partidos políticos fuertes", como lo demuestran los sistemas políticos vigentes en los país más avanzados, aunque reconoció que el carácter movimientista que caracterizó históricamente al Justicialismo "se da por la apertura permanente a otras posiciones o expresiones políticas".

Comentá la nota