Advierte el Gobierno que vetará leyes

El jefe de Gabinete dijo que se rechazarán iniciativas impulsadas por otros sectores; buscan aliados con una agenda de centroizquierda
Tras su derrota política en el Congreso, el gobierno de Cristina Kirchner diseña y pondrá en marcha un plan para demostrar que no perdió el control de las comisiones de la Cámara de Diputados ni del recinto y advirtió que apelará al veto presidencial para bloquear las leyes que la oposición pudiera lograr sancionar si van contra la voluntad del Poder Ejecutivo.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ratificó ayer que la Casa Rosada "examinará" cada ley. "Si no estamos de acuerdo, volverán al Congreso para su revisión o para su archivo", sostuvo.

Oficializó así lo que había anticipado hace una semana el jefe del bloque de diputados kirchnerista, Agustín Rossi. El ministro adelantó también que buscará "consensos para cada ley", en forma individual, y calificó a la oposición de "rejuntado" y "mayoría circunstancial".

Según pudo saber LA NACION, el diputado Néstor Kirchner y la Casa Rosada preparan una agenda parlamentaria que les permita obtener triunfos simbólicos para disipar la imagen de debilidad con la sanción de leyes como la reforma del régimen de entidades financieras o la nacionalización de hidrocarburos, que podrían tener apoyo opositor.

"Haremos peronismo tradicional. Conseguiremos algunos aliados del peronismo disidente como Graciela Camaño; de la izquierda, Pino Solanas, Eduardo Macaluse, Claudio Lozano, y el socialismo, tanto en las comisiones como en el recinto, confió a LA NACION una alta fuente del oficialismo.

Comentá la nota