Advierte que aumento de salarios a estatales no es motivo para incremento en los precios

José Leonardo Gialluca, indicó que, si bien las mercaderías han sufrido incrementos en los últimos meses no se avizoran causales para que se operen subas
Desde la Defensoría del Pueblo se sostiene que el aumento de sueldos anunciado por el Gobierno Provincial en un 15 % para el sector público no es motivo para el alza en los precios de los productos, especialmente los de la canasta básica.

Así lo remarcó el titular del Organismo de la Constitución, José Leonardo Gialluca, quien además indicó que, si bien las mercaderías han sufrido incrementos en los últimos meses, situación que fue puesta en evidencia desde la Defensoría, no se avizoran causales para que se operen subas.

En este sentido, el funcionario calificó como positivo al anuncio formulado desde las cámaras de supermercados locales que se adelantaron a anunciar que sostendrán los actuales valores de los productos básicos, situación a la que apuntaba el pedido de buscar alternativas de acceso a los mismos, formulado por el organismo en nombre de los consumidores.

"Es indudable que el consumo ha sufrido una retracción en los últimos periodos, abundó Gialluca, ello debido precisamente a los aumentos registrados, por lo que es de esperar que los aproximadamente 17 millones de pesos que se inyectarán, a partir del mes que viene, se destine mayormente al mercado local, para lo cual es preciso pujar por la estabilidad de precios, ello, seguramente, no escapará al análisis de los sectores empresarios, pues por regla, si se vende más se gana más. El incremento de sueldos operado, era esperado por el trabajador estatal y sabemos que, en lo que respecta a la defensa de la economía doméstica, se está dejando de lado el hábito de comprar todo de un solo lugar, pues la gente busca los mejores precios".

Entiende asimismo que la conformación de canastas es una alternativa viable surgida desde el sector comercial y que ha tenido favorable acogida, en este sentido hay que hacer la salvedad de que es preciso defender el derecho a la información que tiene el consumidor, ello implica que cada punto de venta debe tener claramente indicado el precio del producto y si existen diferencias entre el mismo y lo que se pretende cobrar en caja, se debe exigir que se respete el monto consignado en la góndola.

La información, subrayó el Defensor del Pueblo, debe ser clara y veraz, en lo que respecta a las características del bien ofrecido, siendo una de las principales, obviamente la del precio. Las ofertas, no escapan a la regla y por lo tanto las mismas no pueden prestar a equívocos, sin infracción a la Ley Nacional 24.240, de Defensa del Consumidor y el Usuario.

Gialluca, finalmente, reconoció que en el ideario popular está presente la posibilidad de la existencia de maniobras especulativas que tiendan a aumentar los precios, desde el momento en que se esperan mejoras en los salarios; pero descartó que existan indicadores en tal sentido, no obstante lo cual afirmó que, tanto desde la Defensoría del Pueblo, como desde la Subsecretaría de Defensa del Usuario y el Consumidor, así como desde las Asociaciones de Defensa de los Consumidores, el monitoreo de precios es constante, contándose, en este momento, con el valor de cada producto que integra la canasta básica, lo que brinda la posibilidad de hacer un seguimiento permanente de los costos, dando la posibilidad de detectar cualquier alza que se registre y así asegurar un derecho fundamental para el consumidor, el de la información, el cual se halla directamente vinculado con la defensa de sus intereses económicos. "

Comentá la nota