Advertencia del Tribunal de Contralor por movimiento de fondos entre cuentas municipales

El sobredimensionado presupuesto 2009 permite al Ejecutivo transferir recursos entre cuentas, por un monto que el Tribunal de Contralor estima en 30 millones de pesos. Si las consecuencias de tal maniobra no están saldadas al cierre del ejercicio anual, podrían promoverse investigaciones contra los funcionarios de Economía. El vocal del organismo de control, Oscar Cannizaro, calificó la situación como "una barbaridad".
La sobrestimación de los ingresos del presupuesto 2009 permitió al Ejecutivo municipal reestructurar -de acuerdo a los ejecutados disponibles hasta el mes de julio- unos 30 millones de pesos, según cuestionó el vocal del Tribunal de Contralor, Oscar Cannizaro.

Con más del 90 por ciento de las erogaciones destinadas a sueldos, el Municipio tiene un mínimo porcentaje de ejecución de las partidas vinculadas a programas sociales, culturales, de relación con la comunidad, deportivos, entre otros, previstas inicialmente en el sobredimensionado presupuesto de este año.

Así, los movimientos entre cuentas, incluyendo las creadas con destino específico para el financiamiento de obras con recursos nacionales, superarían los 30 millones de pesos.

Al respecto, Cannizaro aseguró que están llevando un control del porcentaje de movimientos entre cuentas, pero explicó que la Carta Orgánica permite un movimiento del 15 por ciento entre partidas. El presupuesto sobredimensionado "de 190 millones -cuyo proyecto fue cuestionado por el Tribunal de Contralor antes de su aprobación, y que hoy nos indica que teníamos razón porque no va a pasar de los 120 millones-, generó la posibilidad de una restructuración de 30 millones".

Consideró que "esto es una barbaridad y hoy lo vemos reflejado en las cuentas municipales", aunque destacó que para el año 2010 "se esté hablando de un presupuesto mucho menor".

Las partidas con destinos específicos, antes del cierre del ejercicio deben estar cubiertas, y, de hecho, en la actualidad, el Tribunal está tomando declaración a los funcionarios de Economía que debían conciliar las cuentas antes de fin del ejercicio 2008. En ese caso, el faltante en cuentas con destino específico -que podría concluir con la promoción de un juicio de responsabilidad contra Jorge Temporetti, ex titular de Hacienda- supera los 400 mil pesos.

Comentá la nota