Advertencia de la UTA y un repudio partidario

Daniel Domínguez se mostró preocupado por las consecuencias negativas que podrían derivar de la suspensión de los servicios nocturnos.
El secretario general de la UTA marplatense Daniel Domínguez pidió ayer a los empresarios del transporte público que no lleven adelante la anunciada suspensión de servicios nocturnos para no perjudicar a los usuarios ni -sobre todo- a los choferes de micros.

En declaraciones a un canal de televisión, Domínguez se mostró preocupado por las consecuencias negativas que podrían derivar de una medida como la que están anunciando los dueños de las líneas de colectivos. Dijo Domínguez que la UTA sigue con preocupación la situación porque teme que los choferes salgan perjudicados: advirtió que la caída de frecuencias ya de por sí significa menos trabajo para los afiliados al gremio e incluso después "puede haber suspensiones", dado que las empresas argumentan caída de la rentabilidad "y ya sabemos lo que quieren decir con eso", señaló el dirigente.

"Extorsión y amenaza"

Por su parte, las organizaciones sociales y gremiales que constituyen Nuevo Encuentro (el espacio político liderado por Martín Sabbatella y que compitió en las elecciones de junio pasado) adelantaron ayer que reclamarán ante la sede de Ametap si se efectiviza la medida "ilegal y unilateral adoptada por los empresarios".

En un comunicado redactado en duros términos, rechazaron el corte de los servicios nocturnos y advirtieron a los empresarios que "si no están de acuerdo con los términos del contrato que ellos mismos firmaron, que lo rescindan y se llame a una nueva licitación".

Calificaron de "atropello" y de "una amenaza a los usuarios y una extorsión al poder ejecutivo local que viola la ley y el pliego de condiciones" la actitud tomada por la cámara empresarial del transporte.

Comentá la nota