Advertencia de Fechaco: 2009 será muy duro para el comercio y las pymes

SAENZ PEÑA (Agencia) - El panorama para el comercio y las pequeñas y medianas empresas en el Chaco se anticipa muy sombrío, si no se logran medidas efectivas como la diferenciación impositiva con respecto a zonas más favorecidas del país. Según la visión del secretario de la Federación Económica, Rodolfo Opat.
“El 2009 para nosotros se presentara muy difícil. Sobre todo cuando vemos que desde el gobierno nacional se intentan medidas de salvataje que realmente a nuestra provincia no nos sirven. Como el plan automotor, de compra de electrodomésticos”. Añadió el dirigente empresario.

“Nosotros lo que necesitamos en la provincia es para todo tipo de actividades una diferenciación impositiva. No podemos seguir tributando los mismos aportes e impuestos que pagan en la Pampa Húmeda”.

Y en este sentido trazó una comparación con los productores chaqueños que “no tienen por que soportar los mismos aranceles en concepto de retenciones que pagan los productores de las zonas más favorables del país”.

Como ejemplo cercano, mencionó a la actual campaña de girasol que ya comenzó a cosecharse. “Donde los escasos rindes debidos a factores climáticos hacen que ni siquiera los productores puedan recuperar la inversión realizada para la siembra de dicha oleaginosa”, advirtió.

Un año de dificultades

En su apreciación del resultado del 2008 para este sector, Opat recordó que el año comenzó muy bien, y con condiciones muy auspiciosas en los meses de enero y febrero. Pero que luego se fue tornando difícil a partir del conflicto del gobierno con el campo que ocasionó bastantes problemas económicos en las localidades del interior que como la nuestra son muy agrodependientes.

Sumado a esto, en nuestra provincia, a raíz de ocho meses de sequía prolongada, se agravó aún más el cuadro. Con un leve repunte en noviembre y diciembre, pero con indicadores de actividad mucho menores que los mismos meses del año anterior.

Aparejado a esto, estalló la crisis financiera y económica internacional, que repercutió de manera negativa en los precios de los comóditis. Que ya están demostrando una sensible baja en todos los productos actividad primaria.

“Y esto indudablemente ocasionará consecuencias dolorosas para todo el aparato productivo de la provincia, fundamentalmente del interior”, dijo el dirigente saenzpeñense.

“Las secuelas de este contexto negativo se esperan no solo para el sector agropecuario, sino a todo el espectro de la cadena que va desde el agricultor, el prestador de servicio, la industria y el comercio”.

Comentá la nota