Advertencia por el daño de la sequía en la ganadería

El INTA Concepción del Uruguay aconsejó "extremar la implementación de técnicas tendientes a preservar el recurso campo natural, alimentar estratégicamente al rodeo y cuidar los vientres de manera de no afectar la producción de terneros para la próxima zafra".
La sequía, condición climática imperante, afecta la producción ganadera provincial. Ante esta situación, desde el INTA Concepción del Uruguay aconsejan “extremar la implementación de técnicas tendientes a preservar el recurso campo natural, alimentar estratégicamente al rodeo y cuidar los vientres de manera de no afectar la producción de terneros para la próxima zafra”.

En un informe elaborado por el médico veterinario Juan Pueyo sobre el factor climático y su incidencia en la ganadería entrerriana se señala que la disminución de las precipitaciones “juega un papel preponderante”, ya que influye directamente sobre la producción primaria del pastizal, cuya producción total disminuyó en los últimos 12 meses respecto a la media anual en 35 por ciento. Se hace notar, además, que la falta de precipitaciones produjo mortandades, sobre todo, en distritos de los departamentos Feliciano y Federal.

La conjunción del aumento de carga con la disminución en la producción de forraje “agrava sobremanera la condición del pastizal natural (fuente casi excluyente de la producción ganadera de carne), originando un mayor deterioro”.

Este es el marco “físico” en el que se desarrolla la ganadería en Entre Ríos y, si bien “los índices productivos aún no fueron afectados”, se asegura que “sí lo serán en un futuro inmediato, ya que, por un lado, se agrava el deterioro del recurso natural y, por otro, las prácticas de manejo -que amenguan el impacto de la menor producción de forraje como lo es el destete precoz, la suplementación y el mejoramiento del campo natural- durante el 2008 fueron difíciles de realizar desde el punto de vista económico.

Comentá la nota