Advertencia a Chávez y a Ortega

Micheletti acusó a Nicaragua de movilizar tropas a la frontera; pidió a Caracas que dejara de "agredir"
TEGUCIGALPA.- En medio de una creciente tensión en una cada vez más aislada Honduras, el gobierno de facto de Roberto Micheletti denunció ayer que detectó el movimiento de "tropas militares nicaragüenses que se mueven a la frontera" hondureña y exigió respeto al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y al de Nicaragua, Daniel Ortega.

La respuesta de Caracas y de Managua no se hizo esperar. Ortega desmintió de forma inmediata cualquier tipo de movilización militar, y Chávez, principal aliado del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, responsabilizó a los golpistas de lo que pudiera pasarle al mandatario destituido en su intento de regresar al poder y lamentó los hechos de violencia que ocurrieron cerca del aeropuerto de Tegucigalpa.

"Estamos informados de que en el sector de Nicaragua se están moviendo algunas tropas hacia la frontera", denunció Micheletti por cadena nacional.

"Queremos pedir al presidente Ortega que, por favor, respete nuestra soberanía; lo mismo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Que deje ya de estar agrediendo a nuestro país a través de los medios de comunicación que ellos tienen", pidió Micheletti.

"No se atrevan a cruzar la frontera, porque estamos dispuestos a defenderla", advirtió el presidente de facto hondureño a las tropas nicaragüenses.

Sin embargo, Ortega afirmó que su país "no está desplazando tropas ni está preparando ningún ataque contra guarniciones hondureñas". Afirmó que esa acusación es una "maniobra" del gobierno de facto de Honduras para desviar la atención. "Juro ante Dios que Nicaragua no está desplazando tropas hacia Honduras; esto no es más que una burda maniobra de los golpistas, que se están apoyando en la CNN", declaró Ortega.

El mandatario nicaragüense, aliado de Chávez y de Zelaya, añadió que Honduras no presentó ninguna prueba de la supuesta movilización y estimó que con esas informaciones lo que quieren es "difundir la idea de que el conflicto que están viviendo los golpistas es con Nicaragua".

Chávez, que puso a disposición de Zelaya el avión con que el mandatario destituido intentó regresar a Honduras, hizo responsable al gobierno "usurpador" de lo que pudiera pasarle a Zelaya.

"Es lamentable", declaró poco después, al leer un informe de Telesur sobre los hechos "violentos" con "varios heridos y posiblemente muertos" alrededor del aeropuerto de Tegucigalpa. El mandatario culpó de los choques a "la ceguera del gorilato que se ha impuesto en Honduras".

Además, destacó la "victoria moral" de Zelaya tras su frustrado intento por aterrizar en Tegucigalpa. [Hay que] felicitar al presidente y a sus acompañantes, a estos valientes pilotos que lograron cumplir la misión, pero que no los dejaron aterrizar por cobardía", dijo el venezolano, quien agregó que el gobierno de facto hondureño tiene el apoyo del "imperio yanqui".

Comentá la nota