La aduana cerró el 2009 con exportaciones en baja

Según las autoridades, la reactivación de la demanda mundial y de los precios de la oferta local en el último trimestre no alcanzó para revertir la retracción.
El año pasado se exportaron por la aduana local un total de 676.688.944,58 dólares, lo que significó una reducción del 19,6% respecto a los 841.657.232,61 dólares registrados por el organismo en el 2008. Según las autoridades, la crisis global que resultó en una menor demanda mundial de la oferta sanjuanina y precios inferiores, fue la responsable de la caída de facturación de casi 165 millones de dólares durante el 2009.

"Si bien se produjo una mejora en el último trimestre del año, las exportaciones registradas el año pasado fueron inferiores, lo que muestra el impacto que tuvo la crisis mundial en las operaciones de los productos locales", dijo Juan Carlos Benítez, titular de la aduana sanjuanina, al informar los flamantes datos que acabó de procesar el organismo.

El oro, el principal producto de la oferta exportable sanjuanino por su peso en el total, tuvo un descenso considerable el año pasado en sus envíos al exterior del 20,99%, superando incluso al promedio general: El año pasado se facturaron 416.305.164 dólares, contra los 526.931.716,40 registrados durante el 2008.

Esa baja fue la principal que traccionó negativamente el total de las cifras. Según los registros de la aduana se exportaron 110.626.551,91 dólares menos que en el 2008 "pese a haber entrado en producción la mina jachallera de Gualcamayo y a que en diciembre del 2008 no hubieron exportaciones de metal doré", dijo Benítez. Se desconocen si la baja se produjo porque bajaron las exportaciones de oro debido a una retracción de la demanda, o sencillamente porque las mineras eligieron otra aduana para sacar los lingotes. El dato de la minera Barrick, la mayor compañía exportadora, recién se conocerá en febrero cuando se difundan los números globales de operación del 2009, según indicaron ayer desde esa empresa.

Según un informe de la Cepal, las exportaciones de minería y los hidrocarburos fueron los sectores más afectados en América Latina durante el 2009, con un descenso medio del 42,3% desde enero a septiembre de 2009 (ver aparte).

El funcionario destacó también la caída en los envíos del mosto a partir de la segunda mitad del año pasado, cuya facturación totalizó poco más de 58 millones de dólares (ver infografía), lejos de los más de 90 millones registrados en el 2008. La baja de este producto efectivamente fue producida por la caída de la demanda de los mercados de Estados Unidos -principal comprador- y debido a los bajos precios del jugo de manzana, su principal competidor.

En el sentido contrario, es para destacar el notable incremento de las exportaciones de uvas para consumo en fresco. En el 2009 se exportaron 62.868.990,37 dólares, es decir, un 601% más que los 39.256.839,08 dólares registrados en el 2008. Según Benítez, el explosivo crecimiento de más de 23 millones de dólares registrado en la aduana fue por dos motivos: Uno es que se sumaron más empresas que antes hacían aduana en otras provincias, y el otro es porque el clima ayudó a una mejor producción respecto a la del 2008 (fue muy mala) y simultáneamente hubo un crecimiento de precios y de la demanda mundial de uvas en el último trimestre del 2009. "Ojalá que este año se extienda ese escenario positivo al resto de productos vitivinícolas como vinos, mostos y pasas", dijo el funcionario.

Comentá la nota