Adrián Pérez: "La reforma sólo viene a resolver los problemas del peronismo"

El jefe de bancada del partido que lidera Carrió criticó el proyecto del Gobierno y pidió que el ingreso universal por hijo no sea financiado con la plata de los jubilados.
El diputado de la Coalición Cívica-ARI, Adrián Pérez, es uno de los máximos referentes de su espacio político dentro de la Cámara baja. En una entrevista con EL LIBERAL dio su visión sobre la reforma política que impulsa el kirchnerismo.

Sin hacer una crítica descarnada, el joven parlamentario abordó cada uno de los puntos que incluye, o que debería incluir, una reforma política en la Argentina.

El referente del partido que lidera Elisa Carrió también abordó el lanzamiento del programa gubernamental del ingreso universal por hijo, lanzado por la presidenta Cristina Kirchner.

¿Qué opinión tiene del proyecto de reforma presentado por el Gobierno?

-Creo que una reforma política requiere un nivel de debate y consenso importante. Acá lo que tenemos que evitar, es que se haga una reforma política en virtud de los intereses de un partido o de dos partidos exclusivamente. En el año 2002, el Partido Justicialista impulsó las internas abiertas, porque creía que ésa era la mejor forma de resolver sus conflictos, en el año 2004 entendió que ya no era bueno ese mecanismo para resolver el conflicto interno que tenían y ahora de nuevo quiere internas. Esta ley, así como está planteada, sólo viene a resolver los problemas internos del peronismo

¿Quiere decir que la reforma está hecha sólo pensando en el PJ?

-Cuando hablamos de cuál es la mejor reforma, la tenemos que analizar en función de una ayuda para el mejor funcionamiento del sistema de partidos, en función de la democracia, de la participación ciudadana y no como la mejor forma de dirimir el conflicto de un partido en particular.

¿Van a rechazar el proyecto, entonces?

-No estoy diciendo con esto que vayamos a apoyar o a rechazar el proyecto, creo que hay que analizarlo prudentemente, lo que de ninguna forma vamos a aceptar es que una herramienta de este tipo sea en beneficio de un partido y no de todos los partidos en general.

¿Creé que el proyecto de reforma se agota en una cuestión electoralista?

-Tenemos que ver cómo consolidamos la democracia, cómo consolidamos la participación ciudadana y ahí hay varios puntos a tener en cuenta. Lo primero, es ver cómo hacemos un sistema más transparente. Hoy tenemos un esquema de multiplicidad de boletas, que hace que los grandes espacios políticos tengan la posibilidad de controlar, fiscalizar y asegurar a los ciudadanos que sus boletas van a estar en el cuarto oscuro. Pero en otras circunstancias es muy difícil para los partidos chicos, que pueden ser partidos con un fuerte caudal de votos, pero que son chicos en estructura. Lo primero que tenemos que hacer es un sistema de boleta única. Que el ciudadano vaya y no pueda elegir la opción que tenía pensada porque la boleta de ese partido no está en el cuarto oscuro es algo muy grave para la democracia. Además, el sistema de boleta única es un sistema aplicado en toda Latinoamérica, salvo en Uruguay y la Argentina, todos los países se han inclinado por este mecanismo o en el caso de Brasil por el voto electrónico.

¿Qué otros puntos cree que debería incluir una reforma?

-Otro de los puntos es quién organiza los comicios, distribuye los fondos para los partidos políticos, se encarga de la pauta publicitaria y quién organiza el escrutinio provisorio. Es obvio que tiene que hacerlo alguien con autonomía del Gobierno. Si lo hace el Ministerio de Interior, la verdad que está tiñendo de parcialidad todo el proceso; porque el Ministerio es conducido por gente del partido que gobierna.

El otro punto tiene que ver con la publicidad oficial. Nosotros estamos de acuerdo con reglamentar la publicidad, para que el Estado otorgue mayor cantidad de espacios a los partidos políticos. Lo que es cierto, es que paralelamente hay que acotar la publicidad oficial, porque si a los partidos políticos se les impide publicidad en los medios y solamente puede hacerlo en virtud de los espacios que da el Estado, pero si ese mismo Estado, a su vez, tiene la posibilidad de hacer publicidad dentro de la campaña, publicitar su acción de gobierno, tiene mucha ventaja sobre el resto de los partidos.

Comentá la nota