La adquisición de las cámaras de seguridad preocupa a la oposición

La Coalición Cívica pidió ver el expediente de la licitación • Aseguran que quieren cotejarlo con la información que ellos manejan • El adelanto para la firma USS está listo pero sin la firma del contador Rodolfo Berardo.
Tras la denuncia periodística de las irregularidades en torno a la licitación de las cámaras, el bloque de la Coalición Cívica pidió los expedientes que integran el mencionado acto administrativo.

Desde el ejecutivo ya le informaron que le darán vista del expediente pero no les enviarán una copia por la gran cantidad de fojas. Uno de ellos tendría 1.500 hojas, el otro aún no se sabe.

Los ediles de la Coalición dijeron que primero quieren observar el expediente para luego cotejarlo con la información que ellos recabaron: "Una vez hecho eso definiremos los pasos a seguir", explicaron.

Juicio

Desde el Ejecutivo, solo Horacio Deluca salió a hablar sobre el tema y en la semana se enviaron las cartas documentos al resto de los oferentes para informarles el resultado de la licitación.

Respecto a este tema, es curioso el criterio que tuvo el estado comunal. Uno de los oferentes habría sido descartado por no haber informado un domicilio en Mercedes, a pesar de que este no habría sido un requisito esencial de la licitación. A pesar de este criterio inicial, ahora las cartas documento habrían sido cursadas al domicilio real de la firma o sea que no se entiende para qué se pretende exigir un domicilio en Mercedes si luego no es tenido en cuenta.

Este sería uno de los cuestionamientos judiciales que se vendrían hacia la comuna.

Pago

La semana que pasó también se firmó la orden de pago hacia la firma USS que debe cobrar el 50 por ciento de lo presupuestado, según lo estableció en su oferta. La orden ya estaría en el despacho del contador Rodolfo Berardo quien tiene serias dudas de firmar la autorización.

Y es que aspira a que se definan los plazos previstos para la impugnación antes de estampar su rubrica en un cheque de casi 150 mil pesos.

Plazos

El procedimiento habitual prevé que se debe realizar una pre adjudicación, la cual debería ser informada a las partes, quienes tienen un plazo de cinco días hábiles para realizar las impugnaciones que crean convenientes. Pasado ese plazo se realiza la adjudicación definitiva y ahí se libraría –en caso de que exista un pago adelantado- la orden de pago.

Al saltearse todo el procedimiento de pre adjudicación, se generó una gran confusión administrativa sobre cómo seguir. Y es que –entienden algunos- la adjudicación ya no puede dar marcha atrás porque está el decreto firmado y la firma ganadora podría reclamar una compensación.

Pero algunos recomiendan aguardar el plazo de impugnación hacia una interpretación flexible de la ley de procedimiento administrativo y recién después de ahí, liberar el pago para USS.

Cuestionamientos

En tanto se sabe que dos firmas realizarán cuestionamientos judiciales. ITEA ya les adelantó a los funcionarios municipales su decisión de acudir a la justicia y si bien su presidente no pudo ser localizado días pasados, trascendió que ya le habría enviado la documentación a un estudio jurídico porteño.

Otras de las firmas estaría siendo asesorada por el doctor Alfredo Bani quien estaría avanzando en el estudio de esta cuestión para realizar los planteos legales en los próximos días.

Comentá la nota