El ex ADOS, primer centro de cirugía ambulatoria

El próximo año el sanatorio de Mendoza segunda cuadra se incorporá al sistema de salud pública. Se realizarán en sus instalaciones hasta 30 operaciones por día.
La salud pública es una de las cuestiones de mucha sensibilidad social y como tal necesita ser abordada. No hay dudas que siempre faltan cosas para hablar de una performance sin mayores fisuras sobre este complejo y delicado tema.

En los últimos tiempos se han producido en nuestra provincia una importante serie de obras que transformaron, en alguna medida, el aspecto estructural y edilicio de hospitales y centro de atención médica. Hubo aportes de llegaron desde la Nación, recursos provinciales y compromisos como los asumidos por la Minera Alumbrera que están a la vista en los nosocomios tucumanos.

En ese marco de acción, desde hace tiempo se proyecta la refuncionalidad del ex sanatorio ADOS, esta vez al servicio de la salud pública, para transformarse en el primer centro de Cirugía Mayor Ambulatoria de Tucumán.

En la actualidad se está trabajando en la recuperación de esa mole de cemento, ubicada en Mendoza segunda cuadra, donde se proyecta la realización de hasta 30 operaciones por día.

Una valoración de este importante aporte que recibirá la salud pública tucumana hizo el director ejecutivo del SIPROSA, Alberto Sabaj, quien admitió que durante doce horas, desde las 7.00 hasta las 19.00, una persona podrá ser intervenido de cualquier patología, por ejemplo várices, hemorroides o hernias. "La idea es que no haya internación nocturna, sino que sea ambulatorio, de manera que un paciente operado a primera hora de la mañana pueda ser dado de alta la tarde", aseguró.

Junto al gobernador interino Regino Amado, Sabaj recorrió las instalaciones del ex ADOS, oportunidad en la cual también aseguró que en ese edificio funcionará un centro que será único en el norte, dedicado al cuidado paliativo de pacientes con patologías crónicas, como así también un servicio de odontología de alta complejidad, para prácticas de implantes y cirugías faciales.

El funcionario, además subrayó que al hacer un racconto de lo que le falta al sistema, han decidido que también en ese lugar funcione un laboratorio de salud pública para el control de enfermedades del momento como el dengue y la gripe A. "De esta manera, la comunidad tendrá acceso a servicios que faltaban en los grandes hospitales", concluyó.

Comentá la nota