“¿Adónde quiere volver Prince?”

Después de meses de gestiones, la jefa comunal accedió a una entrevista con EL CIVISMO, a agenda abierta. El tema central de la charla fue la inminente interna del Partido Justicialista, para la cual presentó una lista que encabeza ella misma.
Aseguró que Prince sólo busca engañar. “¿Adónde quiere volver? Al gobierno no puede y del partido nunca se fue”, expresó.

Remarcó, en todo momento, que una eventual derrota el 30 de noviembre “no afectará la gobernabilidad”.

¿Qué la llevó a participar y encabezar la lista de candidatos para la interna partidaria?

- Así como nosotros, con un grupo de compañeros, planteamos ser una alternativa para el gobierno en las elecciones generales, creemos que podemos ser una alternativa para conducir el partido. El partido tiene que cambiar, al igual que el gobierno. Hoy el PJ necesita una mirada más profunda, más abarcadora, que además contemple un espacio donde reunirnos con los compañeros. Pero también hay que generar un ámbito de discusión política y de formación para los más jóvenes y para dialogar con los mayores. Uno tiene que hablar con los compañeros de modo diferente que con los vecinos. Hay que profundizar la impronta peronista. Y terminar con la idea de no participación, porque los partidos terminaron ayudando a las personas y no a las ideas. Hoy al partido lo tiene el grupo de Prince y si bien un sector ganó la minoría, hoy están aliados. Por eso nos presentamos.

- ¿Hay presión para participar en la interna porque están en disputa los sellos partidarios o la representatividad?

- No, nada que ver. No hay ninguna presión. Lo que sí se pidió ante el llamado a la interna fue la unidad. Quiero aclarar el tema porque parecería que Rosso no quiso la unidad. Apenas supe que había internas o un llamado a cumplir con los términos políticos de organización partidaria, hablé con el actual presidente del partido, el concejal Luis Vanin. Y le dije que no había inconveniente para acordar espacios en el partido, no en el gobierno. Esa misma noche Vanin lo planteó en el partido y hubo una ruptura entre ellos. Cuando intentó hablar de esa propuesta, esa alianza se rompió. Desde entonces estaba la idea de presentar lista con Prince a la cabeza. Con eso no estamos de acuerdo y por eso nos presentamos, sin presión de arriba, de abajo ni de ningún lado.

- Públicamente se anunciaron dos supuestas abstenciones.

- No. No son supuestas abstenciones. Claramente hubo una jugada política del sector de María Inés Fernández que desde diciembre del año pasado tuvo contactos permanentes con Prince. A mí no me cabe hacer de Sherlock Holmes y el que quiere se queda y el que no, se va. Pero después de proponerme un acuerdo político con un montón de argumentos en contra del otro sector político, terminan acordando. No aparecen juntos porque hacia la sociedad no cae muy bien. Es la realidad y la gente lo ve; no precisa que Rosso se lo diga.

- ¿Tampoco cree en la otra abstención (del sector de los concejales Vanin, Bustos, Notta y Sicca)?

- La de ellos es una situación particular, coyuntural. En su momento ese sector abogó por la unidad pero notaron que no era posible. Habló conmigo Iris Bustos y le dije que no había chances de unidad porque Prince se oponía.

- Cabe señalar que se plantea una interna con una persona a la que usted denunció.

- Sí. Es algo que quiero dejar claro. Uno puede plantear la unidad con quien comparte los mismos principios políticos, con quien cumple con esos principios y con quien uno siente que tiene un proyecto en común. Por eso mi grupo de compañeros se opuso. Además, ideológicamente, nosotros no traicionamos. Lo digo porque se llegó a cuestionar hasta si yo era o no peronista. Seguramente tienen un peronómetro para medir niveles de peronismo. Pero nosotros cumplimos en el gobierno con todos los principios del peronismo. Fueron otros los que no cumplieron. Tal es así que ahora, en las reuniones internas, les piden perdón a los compañeros. Yo no tengo que pedir perdón a nadie. Y pido a los compañeros participación, opinión, trabajo conjunto. Hay 8.500 afiliados y en la última interna participaron menos de 4.500.

No puede ser que después de años de recaudar tanto dinero, el Partido Justicialista no tenga una casa de encuentro entre los compañeros. No se puede carecer de un lugar para la lectura, para realizar cursos de formación política. Ante cada evento tenemos que alquilar un local con nuestro dinero, a pesar de que el peronismo sigue recaudando. Tengo que contarle a la gente que hay una recaudación mensual que yo firmo como aval, que es lo que surge del porcentaje de los salarios de los dirigentes en la función pública, y por otro lado está la recaudación de los votos partidarios después de cada elección. Hoy el partido está administrado por los dos sectores que dicen no estar juntos, pero lo están. Y nosotros nunca estuvimos en la conducción o administración del partido.

- ¿Hay detrás de la interna un faltante de dinero que pertenecía al partido?

- Hay una situación de mala administración. Lo mismo que nos encontramos cuando vinimos al gobierno. Se realizaban las mismas prácticas simultáneamente.

- ¿Cree que el 30 de noviembre también se pone en juego la gobernabilidad?

- No. Si creyera que la gobernabilidad depende de la interna de un partido, me estaría engañando a mí misma pero también estaría engañando a la gente. La gobernabilidad depende de la relación de las distintas fuerzas políticas del gobierno y de los diferentes sectores de la población. Si hay participación, democracia, trabajo y construcción conjunta, hay gobernabilidad. En esta interna la campaña de la otra lista apunta a cuestionar el gobierno y hacerle creer a la gente que va a volver alguien que del partido nunca se fue, porque al partido lo manejaba hasta la actualidad. No entiendo a dónde vuelve. Acá no puede volver, porque soy intendenta hasta el 2011. Prince quiere volver en su imaginación. Intenta engañarse a sí mismo y a la gente. Los vecinos saben que soy la intendenta hasta 2011 y que el gobierno no cambiará en nada por lo que ocurra el 30 de noviembre. Sería una locura pensar que la gobernabilidad depende de un sector político interno. Sería minimizar la política y faltarle el respeto a la gente.

- ¿Dónde surgen estas diferencias entre Rosso y Prince, que parecerían insalvables? Porque ambos están dentro del Frente para la Victoria.

- Entre el decir y el hacer no tiene que haber diferencias. Si digo que pertenezco a un espacio político que quiere la producción nacional, el desarrollo y el crecimiento de la industria nacional, que exista más empleo, no puede sostener un plan regulador o una planificación de la ciudad como la que elaboró la anterior gestión. Cito esto como ejemplo. Lo que hizo Prince amerita que ahora yo tenga que llamar a audiencia pública porque lo único que se privilegiaba era la creación de barrios cerrados, sin contemplar espacios para la industria. Así se pensaba al Luján del futuro. Pero el discurso sí era nacional, popular y con todas las 20 verdades del peronismo. Esa cosa no se condice con la otra. Nosotros sostenemos una coherencia y un Luján con más empleo.

Nosotros, con un esfuerzo enorme, tenemos que llevar sobre las espaldas una deuda de 24 millones de pesos. Tenemos que hacernos cargo, revisar lo legal y lo ilegal, y trabajar para la consolidación y así pagar lo que corresponde, para que los acreedores puedan tener la certeza de cobrar porque fueron engañados durante meses o años.

Aunque mezcle la gestión con lo partidario, tengo que contar que cuando entré a la Intendencia tuve que pagar placas de recordación de muertos de Luján que Prince nunca pagó, pero sí utilizó para la campaña política; tuve que pagar artistas que utilizó en la misma campaña y los dejó con la deuda. El Concejo Deliberante es testigo de lo que digo, porque no pagué nada que no debiera. Volvemos, entonces: estas son mis diferencias.

Las que hoy vemos son los mismos logos y las mismas formas de hacer campaña que antes se hacían y no logran engañar a nadie. ¿Adónde vuelve Prince? Al gobierno no puede, al menos hasta 2011. En todo caso se podrá presentar el año próximo para ser concejal. ¿Adónde vuelve? ¿Al partido? Si ahí está hace años. ¿Qué le dice a los compañeros, qué les promete? ¿Por qué no hace lo que promete? Sólo se busca confundir a la gente. Y no difunde una sola idea sobre lo que piensa hacer en el partido.

- ¿Qué mensaje estaría llegando a la gente?

- Hay gente que manifiesta su preocupación de que si pierdo la interna en el partido tendré que darle a este sector lugares en el gobierno. De ninguna manera. Estoy conciente que puede haber preocupación, pero pido tranquilidad porque la interna no va a incidir en el gobierno. Entre diciembre y la actualidad, Prince ya tuvo el partido. Y nosotros seguimos gobernando, presentando proyectos de ordenanzas en el Concejo, entre otras cosas. Y no hablo de peronismo; lo aplico presentando una norma para que tributen más los que más tienen.

Esta interna es sólo eso, una interna partidaria para organizar al partido. Y si perdemos, algo que no creo, seguiremos trabajando en el gobierno como todos los días.

Mi responsabilidad máxima es la conducción institucional, política y económica del municipio. Del otro lado, ya demostraron todo lo mal que pueden hacer las cosas. Por eso, ahora no les alcanza con hablar. Y lo que yo presento desde lo partidario es una opción para lograr una conducción del PJ diferente, con más transparencia.

Diálogo sobre la gestión

En nuestra próxima edición ofreceremos los detalles relacionados con la gestión de gobierno, en una charla a agenda abierta con la intendenta Graciela Rosso. Respondió sobre el cambio de funcionarios y su costumbre de apelar a profesionales que no son de Luján; la ruptura dentro del gobierno con el sector de María Inés Fernández; la situación del sindicalista y empleado Enrique Peñalba, luego de golpear a un funcionario; las discusiones con las autoridades de la Cooperativa Eléctrica; la presencia en el partido de “personal foráneo” o una “patota oficial”; su visión del trabajo de los medios de prensa local y las cuestiones pendientes a casi un año de haber asumido, entre otros temas.

Comentá la nota