Adolfo Rodríguez Saá en el Oeste

(Victorica) - El senador y ex gobernador de San Luis, Alfredo Rodríguez Saá, pasó por Victorica y Luan Toro y compró hacienda, en coincidencia de dos remates realizados el mismo día. Según un alto funcionario de Victorica, lo hizo bajo el nombre de la empresa Las Aguilas S.A. Curiosamente, ante la Justicia niega que dicha firma le pertenezca.
Rodríguez Saá, quien además fue presidente durante siete días y diputado nacional habría sido llevado hasta Victorica por un profesional del medio. El rumor, que dejó polvareda durante toda la jornada, fue confirmado hace instantes aunque, en medio de un fuerte hermetismo, no trascendieron demasiado detalles.

El miércoles entraron alrededor de 1.500 cabezas al remate de la firma feriera de Victorica, y Rodríguez Saá fue sin dudas el mejor comprador. Algo similar pasó en Luan Toro. Allí llegó a las 15 y habría comprado ganado por una suma cercana a los 200 mil pesos.

Las Aguilas.

El ex presidente sería dueño de la firma Las Aguilas, y en sus grandes extensiones de campos predominaría la raza Hereford. Los Rodríguez Saá, sin embargo, han negado reiteradamente su pertenencia.

En el ranking de costos de las campañas electorales presidenciales, Rodríguez Saá fue el candidato que más gastó después de Cristina de Kirchener, actual presidenta. Según un informe publicado en un matutino nacional, entre los aportes para la campaña, estuvo presente el dinero (200 mil pesos) cedido por Las Aguilas S. A. Se trata de una estancia puntana dedicada a la cría de ganado y también al turismo.

Pero eso no es todo. En 2004, el ex diputado del Frepaso Juan José Laborda Ibarra denunció ante el juez federal Juan José Galeano que el ex presidente y actual diputado nacional Adolfo Rodríguez Saá se habría comprado, a través de testaferros, un campo en la provincia de San Luis tasado en unos tres millones de dólares. Según consta en la denuncia, el campo fue adquirido por la firma "Las Águilas S.A." a su anterior propietaria "Espargen S.A." en mayo de 2003.

En 2000, cuando Rodríguez Saá fue denunciado por enriquecimiento ilícito, se comprobó que había pasado de tener en 1983, una casa y dos autos usados, a poseer 25 inmuebles y acciones en varias empresas valuadas en unos 22 millones de pesos-dólares.

Comentá la nota