Adolescentes: uno de cada 2 consume alcohol y uno de cada 10 se droga

De acuerdo con los resultados que arrojó un relevamiento realizado entre 4.500 jóvenes bahienses, uno de cada 5 fuma y 4 de cada 10 experimentaron algún tipo de rechazo social.
Indices más que preocupantes, especialmente en materia de adicciones, arrojó una encuesta de calidad de vida relacionada con la salud en niños y adolescentes, que ayer dio a conocer el municipio.

De acuerdo con los datos brindados, uno de cada dos adolescentes consume alcohol; uno de cada 5 fuma y uno de cada 10 consume drogas ilegales, especialmente marihuana.

El patrón de consumo de alcohol no se modifica con la edad, pero sí la prevalencia y la frecuencia: a los 13 años, uno de cada 10 refiere consumir alcohol. Sin embargo, a los 17 años, casi 8 de cada 10 aseguran hacerlo.

La comuna también resaltó que el incremento de consumo de sustancias psicoactivas a partir de los 14 y 15 años, debe ser tenido en cuenta al momento de diseñar e implementar programas de prevención.

La encuesta también reflejó que casi 4 de cada 10 niños y adolescentes son víctimas del "bullying" (rechazo social, que incluye agresiones), número que en Ingeniero White se eleva a 6 de cada 10.

Asimismo, el 22% de los niños y niñas y el 15% de los adolescentes encuestados, mayormente provenientes de familias de escasos recursos, poseen exceso de peso.

Un amplio muestreo

El secretario de Salud, Guillermo Quevedo, el subsecretario de Medio Ambiente, Sergio Montero y la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia Sandra Polak, ofrecieron detalles de la encuesta efectuada por el área de Epidemiología Ambiental, que se concretó con el objeto de conocer la calidad de vida relacionada con la salud, en niños y adolescentes.

El trabajo se concretó en escuelas públicas y privadas, sobre un total de 4.488 niños, niñas y adolescentes, de 8 a 18 años, incluyendo 1.922, de 8 a 12 años, y 2.566, de 13 a 18 años.

Además del cuestionario sobre su calidad de vida, se utilizaron aquellos que están validados para enfermedades respiratorias, inflamatorias y para consumo de alcohol, tabaco y drogas ilegales.

Estos informes fueron entregados a las autoridades educativas de establecimientos primarios y secundarios donde se efectuó la encuesta.

El coordinador del área de Epidemiología Ambiental, Carlos Carignano, indicó que "lo que mide el cuestionario es el bienestar físico, emocional, así como la relación con los padres y con la escuela, de acuerdo con la perspectiva de los propios chicos".

"Preguntamos sobre enfermedades respiratorias e inflamatorias, usando un cuestionario validado y también sobre adicciones, utilizando el formulario de la subsecretaría de Atención a las Adicciones de la Provincia de Buenos Aires", añadió.

Otras consideraciones

* Existe un número importante de chicos y adolescentes no escolarizados, que merecen un estudio especial por ser la población de mayor riesgo.

* En comparación con los adolescentes, los niños y las niñas, poseen una mejor percepción de su calidad de vida.

* La variable "nivel socioeconómico" no parece modificar sustancialmente la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) en la niñez y en la adolescencia.

* La CVRS percibida por niños, niñas y adolescentes de Bahía Blanca, presentó valores inferiores a los presentados en España.

* La alta puntuación de "ambiente escolar" en la niñez, ratifica la trascendencia de este ámbito para el desarrollo infantil.

* En los adolescentes, la puntuación más alta fue para apoyo social y relación con los padres.

* Entre adolescentes, las puntuaciones más bajas se observaron en estado de ánimo (estrés, frustración, depresión).

* Entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo, las que consumen alcohol y drogas, y las que padecen obesidad y asma, son las que presentan las puntuaciones más bajas.

* Las adolescentes mujeres tienen la percepción de CVRS más baja, siendo el bienestar físico y la autopercepción, las menos favorables (insatisfacción con su cuerpo, bulimia y anorexia).

* El 17% indicó padecer tos nocturna o por ejercicio (podrían ser síntomas de asma no diagnosticada).

Comentá la nota