Admitió el Gobierno que reincorporará a policías exonerados

Admitió el Gobierno que reincorporará a policías exonerados
Aníbal Fernández defendió la medida; dan marcha atrás con la participación de militares
Una fuerte polémica se desató ayer cuando el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, admitió que se incorporará a policías exonerados en retiro entre los 4000 efectivos que se sumarán a los patrullajes en el conurbano bonaerense, como parte del nuevo plan de seguridad que anunció anteayer la presidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, aclaró que sólo se aceptará a los sancionados por causas leves y no por delitos graves.

También debió retroceder en un punto no menor: aclaró que no se incorporará a militares retirados.

La Presidenta dijo anteayer que se sumaría a efectivos retirados de las Fuerzas Armadas. "La ley de seguridad interior lo impide", aclaró ayer Fernández. Según pudo saber La Nacion, la inclusión de militares había sido decidida, con más de 15 días de análisis. Pero las quejas de los organismos de derechos humanos, tras la palabra de Cristina Kirchner, disuadieron a la Casa Rosada. Una controversia similar se generó con la inclusión de policías exonerados, como se informa por separado "Hay que analizar la situación caso por caso", dijo ayer Fernández.

El criterio para distinguir las "faltas leves" de las causas penales provocó un debate que está lejos de cerrarse.

El programa insumirá $ 400 millones, que la Nación transferirá a municipios del conurbano y del Gran Mendoza. Se incorporarán 4000 policías, gendarmes y prefectos retirados para reforzar el patrullaje de las zonas de mayor riesgo. Además, se sumarán 1500 gendarmes en actividad, 500 nuevos patrulleros, 5000 cámaras de video, 21.500 teléfonos celulares y 1500 equipos de GPS para móviles policiales.

También se destinarán al conurbano 1287 agentes que egresaron la semana pasada como cadetes de la policía bonaerense.

"Puede haber gente que haya sido sancionada por temas formales o de otras características que no sean de conductas disvaliosas; en ese caso, se puede analizar su situación", aseguró Fernández en declaraciones a radio Mitre respecto del personal que fue echado de sus puestos y al que se volvería a contratar.

Sin embargo, explicó que el reclutamiento "lo tienen que manejar y coordinar las provincias".

Sobre los cuestionamientos por la intervención de las Fuerzas Armadas, Fernández dijo: "Sucede que la Argentina ha pasado por vivencias que no quiere volver a pasar". Y agregó: "La ley de seguridad interior lo impide: las condiciones en la Argentina no lo permiten".

No obstante, cuando Cristina Kirchner incluyó en el anuncio de Olivos a los militares retirados no lo hizo por error. Sabía de qué hablaba. Su frase textual fue: "La incorporación de efectivos, que no sólo van a ser policías retirados sino también pueden ser inclusive miembros de las Fuerzas Armadas retirados, y de otras fuerzas de seguridad, permite la afectación inmediata, porque es gente preparada y formada para este tipo de actividades y, fundamentalmente, para el uso de armamento".

Según pudo saber LA NACION, tras las críticas de sectores de izquierda, la Presidenta ordenó a Fernández corregir el proyecto. Ante la prensa, los voceros debían argumentar que era un error en el discurso, cosa que ayer cumplieron todas las fuentes oficiales. No se descarta que la inclusión de policías exonerados obligue a Balcarce 50 a una segunda corrección.

La instrumentación

Según pudo saberse, el proyecto se aplicará desde mañana. El jefe del Gabinete, Sergio Massa, firmará los convenios con los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires) y Celso Jaque (Mendoza), y con los intendentes. Scioli insiste, desde hace un mes, en la conformación de un plan conjunto, lo que le valió discusiones internas con el gobierno nacional, que se mostraba reacio.

El ex presidente Néstor Kirchner quiso comenzar por Mendoza y por Buenos Aires para fortalecer en esos distritos sus posibilidades de triunfo en las elecciones del 28 de junio próximo. Kirchner será candidato a diputado por el PJ en Buenos Aires y buscará vencer al postulante radical que finalmente apoye el vicepresidente Julio Cobos, en Mendoza.

En la Casa Rosada aseguraron ayer a LA NACION que la compra de 500 patrulleros y de 1500 equipos GPS de localización satelital (25 millones de pesos), de 21.500 celulares ($ 27 millones) y de 5000 cámaras de televisión ($ 203 millones) se hará por licitación. "Los altos costos obligan a cumplir normas de compras del Estado", aseguró una fuente.

Las cámaras de televisión y los teléfonos celulares se distribuirán según un análisis del mapa del delito del Ministerio de Seguridad bonaerense, que conduce Carlos Stornelli y conforme los requerimientos de cada uno de los intendentes.

Una fuente bonaerense aseguró a LA NACION que se tomará el ejemplo de los municipios de Ezeiza, que conduce el intendente Alejandro Granados, y de Tigre, cuyo jefe comunal en uso de licencia, pero que sigue controlando el distrito, es Massa. En las sedes de esas comunas funcionan centros de operaciones con innumerables monitores que cubren las zonas de riesgo, como salidas de bancos y otros puntos estratégicos. El reclutamiento de ciudadanos, no remunerados, estará también a cargo de Stornelli.

En teoría, será una red de voluntarios que integrarán centros de seguridad comunales, los que, ante una anormalidad, llamarán a la policía con sus teléfonos celulares, monitoreados para que no existan abusos.

Textuales

"Si es verdad que Aníbal Fernández analiza reincorporar a personal policial exonerado estaríamos ante el antiejemplo de lo que se debe hacer. No puedo creer que un ministro cometa una torpeza de este tipo"

NORBERTO QUANTIN

Ex fiscal y ex funcionario nacional

"La idea de convocar a personal exonerado para combatir el delito es poco feliz. Esta iniciativa forma parte de un plan de seguridad muy burdo. Más que un plan, es un parche"

EUGENIO BURZACO

Diputado nacional por Pro

"Convocar a personal exonerado sería pasar una barrera. Es una cuestión diferente llamar a personal retirado que podría aportar su experiencia, pero incorporar a los exonerados sería un error"

PAOLA SPATOLA

Diputada nacional (Guardia Peronista)

"El Gobierno necesita fortalecer su aparato represivo. Incorporar policías retirados no es una novedad. Ha sido instrumentado en diferentes municipios del conurbano con resultados patéticos"

MARIA DEL CARMEN VERDU

Abogada de la Corprepi

Comentá la nota