El TSJ admitió una denuncia contra la Municipalidad de La Angostura

Se trata de una demanda de la ex concesionaria del servicio de recolección de basura, Codistel, por el pago de tres meses de servicio adeudados. El monto, con intereses, ascendería a 800 mil pesos.

La empresa había sido denunciada por concejales de la localidad por una supuesta sobrefacturación en la prestación.

Villa La Angostura > La demanda que la ex concesionaria del servicio de recolección y tratamiento de los residuos domiciliarios, Codistel, promovió contra la Municipalidad por la falta de pago de tres meses, más un reajuste e intereses, logró ingresar al Tribunal Superior de Justicia, que la declaró admisible.

Así lo informaron fuentes vinculadas a la empresa que indicaron que el Máximo Tribunal de la provincia dictó la resolución interlocutoria 7.086 el 14 de diciembre pasado, donde resolvió declarar la admisión del proceso.

La causa está caratulada como Codistel SA contra Municipalidad de Villa La Angostura sobre acción procesal administrativa. El Expediente es el 2558/08. El TSJ ya había asumido meses atrás la competencia para intervenir en la causa.

En la resolución del Máximo Tribunal neuquino se advierte que "la instancia administrativa previa se encuentra agotada por denegación tácita al momento de la interposición de la acción".

Reclamo

La ex concesionaria fue a la Justicia en agosto del año pasado a reclamar el cobro de 480.000 pesos por tres meses adeudados por la Municipalidad. Aunque además exige el pago de un reajuste y de los intereses, lo que podría sumar algo más de 800.000 pesos.

La empresa, con sede en Bariloche, exige el pago de los meses de abril, mayo y junio de 2008, que fue el último trimestre en que prestó el servicio porque la Municipalidad se hizo cargo del mismo desde el 1 de julio del año pasado.

La pelea entre Codistel y el municipio se generó a partir de la denuncia que los concejales de la UVAC presentaron en mayo de 2008 en la Fiscalía del Juzgado en todos los fueros de Villa La Angostura por supuesta sobrefacturación de la empresa en el cobro del servicio.

La Fiscalía local había constatado hasta agosto de 2008, tras dos meses de investigación, que hubo una presunta maniobra defraudatoria en perjuicio del erario público en la facturación del servicio que prestaba Codistel.

Las sospechas apuntaron hacia el presidente de Codistel, Walter Luzzardi y el responsable local del EPEN, Javier Abraham, porque el mecanismo que se utilizaba para la facturación del servicio de recolección y tratamiento de la basura tomaba en cuenta la evolución del número de medidores de luz en la Villa.

Para los ediles oficialistas la evolución de medidores no correspondería a los montos facturados por Codistel. El año pasado habían estimado que la sobrefacturación rondaba los 500.000 pesos y, por eso, fueron a la Justicia. Pero trascendió que el monto sospechado ascendería a 50.000 pesos en el período investigado.

El contrato de concesión finalizaba en diciembre de 2007, pero el gobierno municipal impulsó una prórroga de seis meses, mientras se trabajaba en la municipalización del servicio que comenzó el 1 de julio del año pasado.

Comentá la nota