Admitieron la actuación de la querella en los juicios

Admitieron la actuación de la querella en los juicios
La Jueza Federal de Neuquén no hizo lugar al planteo de los abogados que defienden a los militares y policías imputados por delitos de lesa humanidad.

En la resolución se sostiene que se trata de delitos que justifican plenamente la participación de los querellantes.

Neuquén > El Juzgado Federal de Neuquén, que conduce Margarita Gudiño de Argüelles, rechazó de plano alrededor de quince oposiciones presentadas por los abogados defensores de oficiales del Ejército Argentino y efectivos policiales de Río Negro y Neuquén que actuaron en la región durante los años del gobierno de facto. Se trata de un total de veintiséis personas imputadas como penalmente responsables de delitos de lesa humanidad.

Entre ellos se encuentran el ex jefe del Batallón de Ingenieros en Construcciones 181 de Neuquén, el General Enrique Braulio Olea, y los ex jefes de Inteligencia Teniente Coronel Oscar Reinhold y Mario Alberto Gómez Arenas, y otros cinco jefes castrenses recientemente condenados por el Tribunal Oral Federal de Neuquén, a cumplir severas penas que alcanzan hasta los veinticinco años de prisión y que ahora son investigados por nuevos delitos de violaciones contra los derechos humanos.

Los hechos obedecieron a un procedimiento metódico y delictivo que se ejecutó a partir del 24 de marzo de 1976, cometiéndose en el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita, que funcionaba en el batallón militar, y también en distintas comisarías de las ciudades de Cipolletti, Cinco Saltos y Neuquén, donde las víctimas eran esposadas y torturadas.

Un total de treinta y nueve personas, de distintos partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales y comunitarias, sufrieron todo tipo de tormentos.

Contundente rechazo

La magistrada echó por tierra el propósito de los defensores oficiales y particulares de los militares y policías, quienes, entre otros planteos, sostuvieron que los organismos de Derechos Humanos no están legitimados para actuar como querellantes.

Los abogados reclamaron entonces que se excluya de toda participación a los representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh) como así también a aquellos querellantes que no son hijos, cónyuges, ni padres de desaparecidos.

La jueza Federal, conjuntamente con la doctora Silvina Domínguez, a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos del Tribunal Oral Federal de Neuquén, habría señalado en la resolución que se trata de delitos contra la humanidad.

Entre otros argumentos habrían puntualizado que se impone la actuación como querellantes de cada uno de ellos en los juicios oral y público, donde se ventila las conductas penales de los individuos incriminados en gravísimos delitos, cometidos durante los años de la dictadura militar que asoló la región.

Los defensores de los acusados señalaron la incompetencia del Tribunal Oral Federal y enfáticamente consideraron que deben ser juzgados por la Justicia Militar. Y remarcaron también que todos los hechos por los que se encuentran imputados han prescripto.

Se sabe que la resolución fue apelada y que ahora interviene la Cámara Federal de Apelaciones de General Roca, cuyos magistrados deberán resolver el tema.

Imputados

El ex agente de Inteligencia Raúl Guglielminetti es uno de los 18 imputados no sometidos todavía a juicio por el Tribunal de Neuquén.

Neuquén > Entre los dieciocho individuos que aún no fueron sometidos a juicio por el Tribunal Oral Federal de Neuquén, se encuentra el ex agente de Inteligencia Raúl Guglielminetti conocido como "el mayor Guastavino", quien durante los años de represión se desempeñaba como personal civil, de extrema confianza entre los máximos jefes del Destacamento de Inteligencia que operaba a metros del Comando de Brigada.

En el listado aparecen también el segundo Jefe del Batallón de Ingenieros 181, Héctor Gagliardi, y los oficiales del Ejército, José Luera, Roberto Maier, Jorge Osvaldo Gaetani y Gustavo Viton, y los suboficiales del Destacamento Inteligencia, Máximo Maldonado, Serapio Barros y Enrique Charles Casagrande. Además se encuentra procesado el ex Jefe del Escuadrón de Gendarmería Nacional, Emilio Sachitellia.

Policías rionegrinos

Por otra parte, la mayoría de los oficiales de la Policía de la provincia de Río Negro cumplían servicios en comisarías de las localidades de Cipolletti y Cinco Saltos.

Se trata del Comisario Antonio Camarelli, los oficiales Oscar Ignacio del Magro, Jerónimo Huircaleo, Saturnino Martínez, Desiderio Penchulef, Julio Villalobos y Miguel Angel Quiñones a quien se lo señala como un hombre de Inteligencia de la comisaría de Cipolletti.

En este tramo de las investigaciones fue procesado también por el Juzgado Federal, el ex jefe de la Policía provincial de Neuquén, Osvaldo Laurella Crippa.

Comentá la nota