Admiten que la seguridad de los countries es muy vulnerable

Según la Federación de Clubes de Campo esto se acrecentó en los últimos cinco años. Los especialistas sostienen que hay poca inversión en cuestiones de seguridad. Y que los ladrones se animan porque suelen conseguir buenos botines
La gran mayoría de las familias que se fueron a vivir a un country pensaron que nunca iban a necesitar poner una alarma ni una reja en su casa. Pero la realidad les demostró otra cosa, porque no quedaron afuera del aumento de la inseguridad. Si bien muchos ladrones descubrieron que entrar a los barrios cerrados tiene sus riesgos, también saben que por lo general vale la pena tomarlos porque el botín que se llevan casi siempre es importante. Así, ahora hasta las entidades que aglutinan estos barrios admiten que la seguridad dentro de los countries es muy vulnerable.

Clarín consultó a la Federación Argentina de Clubes de Campo, que agrupa a los 52 countries de más alto nivel del país, y a la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (CAESI) sobre el problema de la inseguridad en los countries, y estas asociaciones coinciden en que esos lugares ya no pueden ser vendidos como el paraíso de la seguridad. Dicen que son muy vulnerables y que el principal motivo es la falta de inversión en esta materia.

"En este momento los countries son tan inseguros como cualquier edificio. Encima en los últimos años cualquier empresa de construcción, levanta dos columnas, le pone un alambrado perimetral y lo vende como country. Tampoco miran si está ubicado en una zona de riesgo. Por eso la mayoría de los robos no lo sufren los barrios tradicionales", le explicó a Clarín, Aquiles Gorini, presidente de CAESI.

Según contó Jorge Julia, gerente de la Federación Argentina de Clubes de Campo, por una cuestión de costos de las expensas, la gran mayoría de los countries tiene menos seguridad de la que corresponde.

"Es imposible que los countries queden afuera del terrible nivel de inseguridad que se vive hoy en el país. Encima hay que agregarle que hay mucha sensación de impunidad y que la Policía no patrulla los alrededores de los barrios cerrados, porque a las fuerzas de seguridad no les preocupa lo que pasa adentro", cuenta.

Para el abogado Juan Carlos Pratesi, secretario de la Federación de Clubes de Campo y especialista en seguridad, hasta hace unos cinco años los ladrones no se animaban a entrar a robar a una casa de un country pero con el tiempo descubrieron que son un blanco vulnerable.

"Los ladrones ahora saben que si logran entrar al country se aseguran un buen botín. Tienen en cuenta que toman más riesgos pero en cualquier casa hay dinero. E incluso se pueden llevar una sorpresa porque son lugares que también circula dinero en negro", señala Pratesi.

De acuerdo a las denuncias que recibe la Federación (que agrupa a un total de 70.000 casas de countries) en casi todos los robos que sufrieron, hay inteligencia previa y alguien que entrega datos del lugar a los asaltantes. "Es mucha la gente que trabaja en un country, entre ellos pileteros, jardineros, mucamas, proveedores y vigiladores. Además existen propietarios que alquilan sus casas sin hacer una radiografía del inquilino. Sólo piensa en el dinero", resaltan.

Según los datos que maneja CAESI (agrupa el 94 por ciento de las agencias de seguridad privada), entre 2004 y 2007 se registraron 65 denuncias de robo. Inclusive, en ese último año hubo un caso trágico porque por primera vez mataron a un hombre dentro de un country. Sucedió en la madrugada del sábado 17 de setiembre en el country "Chacras del Molino" en Exaltación de la Cruz. (ver "La verdad...). Y la cifra de hechos siguió creciendo: sólo en 2008 se denunciaron 37 casos.

Fue entonces que para combatir los delitos se creó la figura del "Gerente de Seguridad". Esta persona (no debe pertenecer a ninguna agencia de vigilancia) que es contratada por el country es la encargada de analizar el lugar y determinar cuántos vigiladores, alarmas, cámaras y sistema de seguridad se necesita para cada barrio.

"En la provincia de Buenos Aires hay un promedio de 1.000 countries. Pero, por una cuestión de costos, sólo unos 90 contrataron Gerentes de Seguridad. Luego de esta medida el delito parece registrar una baja, aunque hay muchos casos que no los vecinos no denuncian para no desprestigiar el lugar donde viven y que su propiedad no pierda valor", explicó Aquiles Gorini.

De todas maneras, los directivos de la Federación Argentina de Clubes de Campo dicen que están preocupados porque los golpes son cada vez más osados y violentos.

"La mayoría de los robos eran a casas vacías, pero durante 2008 aparecieron dos casos (ocurrieron en los barrios La Pradera y Las Brisas de Pilar) en el que los ladrones entraron directamente encapuchados y amenazaron y golpearon a sus víctimas. Nos preocupa que los asaltos sean cada vez más violentos", cuenta Pratesi.

El gerente de CAESI resalta que también hay muchos robos que ocurren en los alrededores de los countries. "Por lo general los barrios están ubicados cerca de algún acceso rápido y en lugares muy descampados. Entonces los ladrones esperan que sus víctimas salgan de su casa y los interceptan afuera cuando ya cruzaron la seguridad perimetral del country. Estos robos, por lo general, no figuran en las estadísticas y son preocupantes", concluye.

Comentá la nota