Admiten que no se puede controlar el virus del dengue en las fronteras

Las autoridades dijeron que se amplió el área de vigilancia epidemiológica, pero los controles no alcanzan. Se confirmó el segundo caso de una mujer que vive en Santa Fe, pero contrajo el virus en Colombia
El subsecretario de Prevención y Control de Riesgos de la Nación, Gabriel Yedlin, destacó que la trasmisión del virus no se produce a través del mosquito, sino de una persona enferma, que lleva el virus en su sangre; contagia cuando está con fiebre.

A su vez, aclaró que puede estar incubando la enfermedad y, no estando aún enfermo, cruza la frontera porque trabaja, hace compras, tiene familia o viaja por las fiestas; y de esa manera el virus ingresa de un país a otro. "No hay ningún modo de que estemos vírgenes del dengue, si los países 'de la vuelta 'tienen importante cantidad de casos", aclaró, según informa el diario Clarín.

Señaló, además, que se pidió ayuda a la Prefectura para evitar que la gente ingrese al país por pasos no habilitados. En el puente internacional que une Puerto Iguazú con Foz do Iguaçú por caso, se instalaron agentes sanitarios; una campaña similar se montará en el puente Posadas- Encarnación en límite con Paraguay.

Cabe destacar que el área de vigilancia epidemiológica se amplió en las últimas horas y ahora llega hasta Montecarlo, 120 kilómetros al sur de las Cataratas. Allí, la búsqueda de casos febriles sospechosos y las tareas de descacharrado se realizan ahora en ocho ciudades del norte de Misiones. Los funcionarios de salud también están atentos con lo que pueda suceder en Salta.

El lunes, el Ministerio de Salud de Misiones decretó el alerta amarilla tras la confirmación de tres casos positivos de dengue "autóctono" en la ciudad paraguaya de Presidente Franco, a 15 kilómetros de Puerto Iguazú. Dos días después se confirmó el primer caso "importado" en Argentina: un ex gendarme que hace unos diez días estuvo en Paraguay.

Comentá la nota