Admiten "problemas" en la alianza Unión-PRO.

El diputado peronista Felipe Solá sostuvo hoy que no es el mejor momento en la relación con Mauricio Macri en la alianza Unión-Pro, en la que también participa Francisco De Narváez. El ex gobernador aseguró que el lunes se sabrá si el jefe de Gobierno porteño continúa o no en ese frente.

Solá, por otra parte, criticó la estrategia oficial en el distrito bonaerense que contempla la postulación a diputado del gobernador Daniel Scioli y a concejales de varios intendentes por entender que ello "es una admisión de debilidad, porque Kirchner ya no es una carta segura de triunfo".

De Narváez, Solá y Macri habían realizado un acuerdo político para la provincia de Buenos Aires, que fue presentado en febrero, mientras que en las dos últimas semanas surgieron fuertes diferencias por la conformación de las listas de candidatos.

"Puede ser que haya problemas y tenemos pensado solucionarlos el próximo lunes en la reunión que vamos a tener", reconoció Solá en declaraciones a radio Mitre.

Según el diputado, no cree que "el problema sean las listas" de candidatos a diputados en el distrito bonaerense y precisó que "hay problemas más de fondo, en relación a la mirada sobre la política nacional, sobre el momento, sobre la mirada estratégica".

"Sobre su propia estrategia que puede estar llevándolo a Macri a una situación de rever su posición. El lunes se sabrá si seguimos juntos o no", afirmó.

Solá dijo que no se pueden "negar los rumores, porque me parece que a la gente hay que hablarle con la verdad y si hay dudas, vamos a ver si la podemos solucionar o no la podemos solucionar y será una cuestión de fondo".

Insistió que en la reunión que el lunes mantendrán con Macri, en la que también participará De Narváez, "se va a decidir si vamos o no juntos".

Respecto de los plazos para la presentación de alianzas que vence el 28 de abril, Solá advirtió que "falta muy poco y que hay que cerrar una enorme cantidad de listas".

Por otra parte, criticó al oficialismo al afirmar que "Kirchner ya no es una carta segura de triunfo para el Gobierno".

"Estamos convencidos que se le puede ganar a Kirchner en la Provincia", subrayó Solá, quien consideró que la estrategia de candidatear al gobernador e intendentes "es una decisión desesperada que muestra que no pueden ganar".

El actual legislador advirtió sobre el conflicto institucional que puede generar esta estrategia, al considerar que si estos funcionarios pierden en las urnas "está diciéndoles que se vayan".

"Las elecciones legislativas son para que los ciudadanos evalúan la marcha del gobierno a favor o en contra. Y no para que los ciudadanos saquen a un gobierno, sea municipal, provincial o nacional", argumentó.

Comentá la nota