Admiten que el presunto espía acusado de escuchas ilegales trabajó en el Ministerio de Educación porteño

Admiten que el presunto espía acusado de escuchas ilegales trabajó en el Ministerio de Educación porteño
Mariano Narodowski reconoció que Gerardo Ciro James integraba su cartera. Está implicado en la causa por la pinchadura al teléfono de Sergio Burstein, familiar de AMIA.
El ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, reconoció hoy que el ex policía y abogado de la Federal, Gerardo Ciro James, trabajó en su cartera hasta el 1 de octubre de este año. "Dijo que trabajaba en el área del ministro, donde hay unos 400 empleados, pero que no sabía exactamente qué hacía allí", contó una fuente de tribunales a la agencia DyN.

James quedó directamente implicado en la causa donde se investiga la pinchadura del teléfono celular de Sergio Burstein, familiar de la AMIA. En allanamientos el pasado 8 de octubre a su casa particular, la Justicia había encontrado "tres maletines de espía que sirven para filmaciones ocultas, analizar líneas telefónicas y 'pinchar' teléfonos, respectivamente". Ahora, se intentan establecer los nexos entre el espía y la Justicia de Misiones, que dio la orden de intervenir el teléfono de Burstein a principios de septiembre.

"En el expediente consta que James trabajó en el Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires hasta el 1 de octubre y renunció para ir a trabajar a la Policía Metropolitana", se explicó esta mañana durante la declaración testimonial que brindó Naradowski.

Pero la participación de James, de todas formas, va todavía más allá. Sindicatos de docentes y legisladores porteños denunciaron que el Ministerio de Educación de la ciudad lo habría usado para espiar a los directivos, maestros y alumnos de escuelas porteñas, durante el conflicto por la reducción de las becas, y elaborar presuntas "listas negras".

Comentá la nota