Admiten preocupación oficial por caída de recursos

Al mismo tiempo que se destaca el reparto que se ha hecho en los primeros tres meses del año a los municipios (234 millones de pesos), se indica la preocupación oficial por la caída en recaudación, en coparticipación y en regalías. Los aumentos del reparto solo se explican por los aportes extraordinarios de la renegociación petrolera.
El gobierno neuquino dio a conocer el viernes un completo informe con datos de recaudación, aportes de la coparticipación federal de impuestos, y de recursos por regalías y extraordinarios por la renegociación petrolera. La conclusión es una sola, y no es buena: si ha aumentado el reparto ha sido por los ingresos extraordinarios, pero los ordinarios (los que quedarán) han decrecido.

En el informe, se destaca que se ha repartido a los municipios en el primer trimestre del año, 234 millones de pesos. Sin embargo, tal cantidad récord se justifica precisamente en el reparto de los primeros pagos extraordinarios de las petroleras, y algo de las regalías con canon extra. El dato principal no pasa por allí, sino por los resultados del reparto primario, que ciertamente viene en retroceso según se había anticipado y ahora se confirma oficialmente.

Concretamente, en el primer trimestre de 2009 la coparticipación bruta (sin canon extraordinario) alcanzó la suma de 124 millones de pesos, solo un 7 por ciento superior al mismo período del año anterior (hay que tener en cuenta la inflación para darse cuenta que más que un aumento es un retroceso). En el mes de marzo se coparticiparon más de 38 millones de pesos (sin regalías extraordinarias) resultando así un 10 por ciento superior al monto coparticipado en igual mes del año anterior, pero un 5 por ciento inferior a la cifra de febrero del 2009.

Oficialmente se indica que "la caída de las regalías hidrocarburíferas en el orden del 11 por ciento y de la recaudación de los tributos provinciales en un 6 por ciento fueron las principales causas de este importante descenso de la coparticipación provincial".

Se explica que en el primer concepto no solo impactó el efecto precio (en promedio se está liquidando a 43 dólares el barril) sino también el efecto cantidad (por menores días de producción del mes de febrero, sólo 28).

En cuanto a la recaudación de los impuestos provinciales, el descenso de se explica desde el gobierno por la caída en la recaudación de los impuestos a los sellos e inmobiliario, que impactaron en la masa primaria de coparticipación.

En el impuesto a los sellos, el descenso registrado en las actividades comerciales y de servicios con directa relación al sector hidrocarburífero justifica por sí solo la baja en la recaudación, puesto que disminuye todas las operaciones comerciales y de servicios ligadas a esta cadena.

Comentá la nota