Admiten preocupación por el nuevo embajador chileno

Para reemplazar a Luis Maira Aguirre suena Jorge Arancibia Reyes, un militar pinochetista.
La posible designación de Jorge Arancibia Reyes, un ex militar de origen pinochetista como sucesor del embajador chileno en Argentina, Luis Maira Aguirre, tiene preocupados a los funcionarios del gobierno sanjuanino por su impacto en la futura obra del túnel del paso internacional por Agua Negra.

Quien reconoció que hay preocupación en la administración sanjuanina por el tema fue el diputado nacional Ruperto Godoy, actual vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de la Nación y un permanente nexo del Gobierno sanjuanino con Chile. "Nos preocupa cómo pueda continuar la relación", advirtió ayer el legislador. Pero aclaró que "son comentarios, todavía no hay nada definido" y agregó, en tono tranquilizador, que "hay tratados firmados, no se va a modificar la política entre ambos países".

José Luis Gioja había encontrado en Maira Aguirre un permanente colaborador de las gestiones para avanzar en el proyecto del túnel (ver aparte), pero si se confirmara el nombramiento de Arancibia Reyes el panorama podría cambiar. Es porque analizan, según las fuentes consultadas, que en el Gobierno nacional no caería bien el nombre del nuevo diplomático por su pasado vinculado con la férrea dictadura que llevó Augusto Pinochet en el país trasandino, que registró incluso la muerte y desaparición de personas. La base del avance del proyecto de Agua Negra ha sido el buen entendimiento entre las naciones. Al ser consultado ayer sobre el tema el mandatario sanjuanino, quien ya estaba al tanto de las versiones, se mostró cauto. "No quiero opinar, todavía no hay nada", manifestó el mandatario. "Con Maira Aguirre tuvimos muy buena relación al punto que la primera provincia que visitó cuando fue designado fue San Juan", agregó el gobernador y luego afirmó que "el proyecto del túnel no se va a detener".

En el país vecino, a diferencia de Argentina que es federal, se manejan con un sistema unitario donde todas las decisiones pasan por el poder central. Y por eso siempre hace falta un buen contacto con el presidente de turno para avanzar en las negociaciones. Y la administración giojista había encontrado en Maira Aguirre a ese buen interlocutor. El otro alfil siempre ha sido el representando argentino ante el gobierno chileno, el ex ministro de Salud de la Nación, Ginés González García. Pero si el contacto es Arancibia Reyes, que podría no caer bien en la administración de Cristina Fernández, las cosas podrían cambiar, dijeron las fuentes.

Tras las elecciones presidenciales en Chile del domingo pasado, en las que se impuso Sebastián Piñera, el candidato opositor al sector de la Concertación, al que pertenece la actual mandataria Michelle Bachelet, se anticipan que se vendrán cambios, como es de estilo cuando hay un recambio presidencial, en el cuerpo diplomático chileno.

Para el caso del sucesor de Maira Aguirre, según publicó el diario Clarín en su edición del martes, suena fuerte Arancibia Reyes, un ex militar que incluso fue edecán de Pinochet y quien ya integró el cuerpo diplomático del vecino país en Argentina (ver Perfil).

El proyecto del túnel está muy avanzado al punto que la intención es llamar a licitación este año para su construcción. Chile ya realizó un estudio económico que dio resultados alentadores, pero le tocará a la gestión de Piñera dar el impulso final al proyecto. En una reciente entrevista con DIARIO DE CUYO, el intendente de la IV Región, Ricardo Cifuentes, dijo que "el túnel por Agua Negra se hace gane quien gane".

Comentá la nota