Admiten que hay obras públicas que se construyen sin papeles

Fernando Capdevilla aclaró que las afectadas no son empresas socias de la cámara. Y dijo que el problema está en Obras Públicas, no en la Vivienda.
Las versiones acerca de la existencia de obras públicas en marcha, que no cuentan con contratos ni ningún tipo de documentación que las respalde, fueron confirmadas por el titular de la Cámara de la Construcción de Catamarca, Fernando Capdevilla, quien admitió que hay casos de esa naturaleza en el Ministerio de Obras Públicas, pero que no afectan a las empresas asociadas a la entidad que preside.

En declaraciones a Radio Ancasti, Capdevilla admitió que dentro del Ministerio de Obras Públicas "hay situaciones de este tipo, pero estamos tratando de averiguar porque no conocemos a fondo ese tema", señaló.

El titular de la Cámara de la Construcción aceptó que "aparentemente sí hay casos" de empresas que iniciaron obras a pedido del Estado pero que no firmaron contrato bajo la promesa de hacerlo en una etapa posterior cuando se clarificara el panorama económico, pero aclaró que "las empresas asociadas a la cámara no se encuentran en esa situación". "Tienen deudas, pero son deudas con contratos firmados y con todos los papeles en orden", distinguió el empresario.

Certificaciones impagas

El tema de las certificaciones de obras adeudadas es otro de los problemas que afronta el Gobierno, a través de los Ministerios de Obras Públicas y Hacienda que son los encargados de los pagos a las empresas constructoras. Hasta marzo, la deuda que reclamaban desde la Cámara de la Construcción –cuando la entidad estaba en manos de Rubén Dusso- era de 70 millones de pesos. El actual titular de la cámara, en cambio, dijo no tener precisiones sobre el monto de los certificados adeudados aunque comentó que solicitaron a las empresas socias que informen las deudas que arrastran de parte del Estado Provincial.

De hecho, durante la primera semana de agosto un grupo de ex empleados de la empresa Danilo Pellegrin que tiene a su cargo la construcción del acueducto Pirquitas-Capital realizaron un piquete reclamando el pago de la liquidación final. De esa forma se conoció que el Gobierno le adeudaba a la firma un pago de 1,5 millones de pesos por dos certificaciones de obras.

Comentá la nota